Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

EPA en español

Consejo del día—Qué puede hacer para reciclar—Por tema

Por tema

En el hogar y en el jardín

Mantenimiento del automóvil

Los vehículos no solo generan sustancias que contaminan el aire y son nocivas para el medio ambiente, sino que su mantenimiento también genera residuos, como por ejemplo aceite, anticongelante, baterías y neumáticos usados. Realizar un buen mantenimiento del vehículo y desechar los residuos como corresponde puede ayudar a reducir el efecto sobre el medioambiente.

  • Para acondicionar su vehículo para el invierno, controle el filtro de aire y los niveles de fluidos, verifique la resistencia de los neumáticos al desgaste de la banda de rodadura y si están bien inflados, y controle si el limpiaparabrisas se encuentra en buen estado. No olvide controlar si el vehículo presenta goteras y fugas. Con un buen mantenimiento del vehículo se puede reducir la contaminación y la cantidad de repuestos necesarios, y así lograr seguridad al conducir.
  • Si realiza el cambio de aceite del motor por su cuenta, recolecte y guarde el aceite usado en un recipiente de plástico resistente y llévalo a un centro de reciclaje. Si echa el aceite en desagües pluviales o en el suelo, puede contaminar el agua subterránea. Además, considere la posibilidad de usar aceite refinado para el vehículo.
  • Compre un anticongelante de máximo rendimiento. La mayoría de los refrigerantes de máximo rendimiento no contiene los silicatos y fosfatos que normalmente contienen los anticongelantes convencionales, que pueden ser abrasivos para las juntas de la bomba de agua. Lleve el anticongelante usado a un centro de reciclaje. Consulte en concesionarias de automóviles y en el organismo del gobierno local para la protección del medio ambiente para informarse sobre el centro de reciclado más cercano.
  • Lleve las baterías de automóvil utilizadas o deterioradas a las concesionarias de automóviles que reciben o reparan baterías de plomo y ácido para desecharlas de forma segura. Las baterías contienen cantidades tóxicas de plomo y ácido. Están prohibidas en muchos programas de recolección de residuos sólidos y en todos los basureros municipales de residuos sólidos.
  • Devuelva los neumáticos usados de automóviles a comerciantes al por menor o al por mayor que los reciclan o rencauchan. En la mayoría de los basureros no se permite desechar neumáticos, y los neumáticos que se dejan abandonados de manera ilegal se convierten en criaderos de mosquitos y otras plagas.
  • Organícese para ir a trabajar o a la escuela en un vehículo compartido. Al haber menos vehículos en circulación, habrá menos contaminación ambiental.
  • Asegúrese de que el filtro de aire del vehículo esté limpio; de lo contrario, puede tener un consumo de combustible hasta un 10% mayor.
  • En lugar de desechar un vehículo de poco valor, ofrézcalo a instituciones de beneficencia del área donde vive. La donación se deducirá de sus impuestos.

Reciclado de dispositivos electrónicos en el hogar

Los dispositivos electrónicos son uno de los tipos de basura que aumenta con mayor velocidad en los Estados Unidos. Reciclar los dispositivos viejos no solo significa actuar con inteligencia, sino también proteger el medio ambiente. Aprenda a reutilizar y reciclar computadoras, televisores y teléfonos celulares viejos para reducir la cantidad de residuos.

  • Antes de cambiar una computadora que ya no satisface sus necesidades, investigue cómo mejorar la capacidad de la computadora mediante la instalación de una unidad de disco duro, un chip o una tarjeta de expansión de memoria. Estas modificaciones ahora pueden realizarse sin grandes conocimientos técnicos, con la ayuda del fabricante o una guía de autoayuda.
  • Considere la posibilidad de adquirir una computadora usada. Son más económicas, las ofrecen los principales fabricantes y suelen incluir garantía.
  • Done su computadora vieja a una escuela. Muchas escuelas necesitan computadoras y podrán hacer buen uso de su máquina vieja. Si la computadora no funciona, en algunas escuelas hay técnicos que las acondicionan.
  • Lleve los cartuchos de tinta para impresión usados a una empresa que reacondicione cartuchos para volver a usarlos. Muchas empresas que restauran cartuchos ofrecen vales de compra por los cartuchos usados.
  • Sin importar cuán viejos sean, los videojuegos y los equipos para videojuegos pueden venderse a muchos coleccionistas de dispositivos electrónicos. Otra opción es donar los videojuegos viejos a instituciones de beneficencia para jóvenes.
  • Los dispositivos electrónicos viejos (reproductores de CD, DVD, VCR) pueden ser excelentes productos para donar a agencias de beneficencia que hacen regalos por días festivos a familias de bajos recursos. Intercambie los CD o DVD viejos con amigos o dónelos a organizaciones de beneficencia, asilos de ancianos, bibliotecas u hospitales.
  • Compre baterías recargables. Se pueden usar durante períodos más prolongados y, a largo plazo, probablemente sean menos costosas que las baterías desechables. Al usar baterías recargables, siga las instrucciones. Según las instrucciones, puede ser conveniente recargar la batería totalmente antes de usarla; de lo contrario, es posible que su vida útil disminuya.
  • Considere la posibilidad de usar una cámara digital. Generan menos residuos para desechar que las cámaras tradicionales porque los discos pueden volver a utilizarse y las fotos no deseadas pueden borrarse.

Consejos para las fiestas

Las fiestas son un momento ideal para reunirse con familiares y amigos. Los días festivos y otras actividades ofrecen muchas oportunidades para reducir la cantidad de residuos mediante la reutilización y el reciclado.
 
  • Todos los años se venden aproximadamente 33 millones de árboles vivos para Navidad en Norteamérica. Después de las fiestas, busque la forma de reciclar el árbol en lugar de enviarlo a un basurero. Comuníquese con el departamento de residuos sólidos de su comunidad para saber si ellos reciben árboles y los usan para preparar mantillo. Es posible que la municipalidad use las virutas de esos árboles en senderos o barreras contra la erosión en áreas costeras.
  • Compre un árbol en maceta y, después de las fiestas, plántelo.
  • ¡Organice una fiesta para crear sus propios adornos! Invite a familiares y amigos a crear adornos de fiestas, por ejemplo, hechos de tarjetas de salutación viejas o masa de galletas, guirnaldas hechas de palomitas de maíz o arándanos enhebrados, coronas hechas de hojas y flores artificiales y popurrí hecho con especias de cocina como canela y clavo de olor.
  • Durante el día, apague o desconecte las luces de adorno que se usan para las fiestas. Al hacerlo no solo estará ahorrando energía, sino que además ayudará a que las luces duren más.
  • Si en estas fiestas va a comprar tarjetas de salutación nuevas, envíe tarjetas de salutación hechas con materiales reciclados. Comprar productos reciclados es una forma de incentivar a los fabricantes a que elaboren más productos a partir de materiales reciclados. También piense en enviar tarjetas electrónicas y recuerde reciclar las tarjetas impresas que reciba.
  • Al realizar compras de ofertas por aniversarios y días festivos, hágalo con sentido ecológico. Intente comprar artículos que tengan la menor cantidad posible de envoltorio o que estén hechos con material reciclado. Lea las etiquetas de los productos para determinar si se pueden reciclar y si están fabricados con materiales reciclados.
  • Antes de comprar un producto como regalo, tenga en cuenta su durabilidad. Con frecuencia, los artículos más económicos y menos duraderos se desgastan rápidamente y se convierten en residuos que le cuestan dinero. Busque artículos que contemplen el concepto de reutilización. Por ejemplo, juguetes de madera hechos con restos de madera, kits de artesanías que aprovechen materiales usados y elementos desechados, y tableros de dibujo que se puedan borrar y volver a utilizar.
  • Cada año, los basureros reciben miles de bolsas de compras de papel y plástico. Reduzca la cantidad de bolsas que desecha mediante el uso de bolsas de tela reutilizables para hacer las compras de regalos para las fiestas. Dígales a los empleados de las tiendas que no necesita una bolsa para llevar las compras pequeñas o de gran tamaño. Use bolsas de tela reutilizables en lugar de bolsas desechables al jugar a "trato o truco".
  • Envuelva los obsequios con papel de regalo o papel de historietas reciclado o reutilizado. También recuerde guardar o reciclar el papel de regalo usado. Haga regalos que no necesiten mucho envoltorio, como entradas para conciertos o certificados de regalo.
  • Done los juguetes más viejos que sus hijos ya no usen a instituciones de beneficencia. También consulte en las bibliotecas locales. Muchas bibliotecas públicas han ampliado la sección infantil y ofrecen una colección de juguetes, juegos, rompecabezas e instrumentos musicales para prestar.
  • Alrededor del 40% de la venta total de baterías se produce en la época de las fiestas. Compre baterías recargables para usar con los regalos electrónicos que haga y también considere la posibilidad de regalar un cargador para baterías. Usar baterías recargables reduce la cantidad de material posiblemente nocivo que se desecha y, a largo plazo, puede ayudar a ahorrar dinero.
  • Al regalar flores, considere la posibilidad de comprar y regalar flores de seda duraderas, plantas en macetas o arbustos, matas o árboles vivos que se puedan plantar en primavera.
  • Hornee galletas u otras golosinas para amigos y seres queridos y colóquelas en recipientes reciclables o reutilizables como regalos. Las golosinas caseras son una demostración de afecto y ayudan a evitar los residuos de envoltorio.
  • Si organiza una fiesta, ponga en la mesa servilletas de tela y platos, vasos y cubiertos reutilizables. Piense en alquilar la vajilla más formal que posiblemente no use con frecuencia. También guarde los sombreros, adornos y recuerdos de la fiesta para volver a utilizarlos.
  • Después de las fiestas, coloque las sobras en recipientes reciclables y compártalos con familiares, amigos y otras personas. Done las sobras completas e intactas de las fiestas a un refugio para desamparados o banco de alimentos local.
  • Cuando sea posible, elabore compost con sobras de alimentos, hojas y recortes de césped.
  • Después de las fiestas, llene el lavaplatos hasta la capacidad máxima antes de ponerlo en funcionamiento. Así hará menos ciclos y ahorrará energía.
  • Lave y vuelva a utilizar los fascos de plástico y vidrio, los envases de leche, las latas de café, los envases de productos lácteos y otros recipientes similares que estén vacíos y que de lo contrario serían desechados. Estos recipientes pueden usarse para guardar sobras y también botones, clavos y otros elementos sueltos.
  • Aproveche toda la calabaza tallada. Use la pulpa que le saca para hacer un pastel o panecillos de calabaza y haga las semillas tostadas para servirlas como bocadillo divertido para la ocasión. Cuando termine este día festivo, corte la calabaza tallada antes de que se eche a perder y agréguela al contenedor para compost.
  • ¿Por qué habría de comprar disfraces que probablemente solo usará una vez y luego desechará? En lugar de eso, use ropa vieja o compre prendas usadas en una tienda de artículos en consignación para fabricar su disfraz.
  • Considere la posibilidad de donar los disfraces viejos a producciones locales de teatro amateur, como por ejemplo actos escolares y espectáculos puestos en escena por organizaciones de beneficencia. Otra opción es donar los disfraces a un servicio de alquiler de disfraces.

Mejoras en el hogar

Al elegir materiales para mejorar o remodelar el hogar, intente comprar productos reciclados. Usar productos reciclados puede ayudar a reducir la cantidad de material que se destina a los basureros. Los pisos, los aislantes, los materiales plásticos en imitación de madera, la carpintería, las tejas asfálticas y muchos productos para el jardín o patio se fabrican con materiales reciclados.
 
  • Si su casa o apartamento se construyó antes de 1978, probablemente aún tenga pintura con plomo en las paredes y otras superficies. El plomo en el ambiente es particularmente nocivo para los niños y las mujeres embarazadas. Antes de iniciar proyectos de remodelación o de comenzar a sacar la pintura, verifique si hay plomo presente. Puede contratar a un profesional para sacarla o hacerlo usted mismo. Si lo hace usted, coloque lonas sobre el área de trabajo, no trabaje en días de mucho viento, y recolecte y deseche los residuos de pintura en un basurero sanitario autorizado.
  • Instale tragaluces bien aislados o ventanas más grandes para que entre más luz natural en el hogar. De esa manera, ayudará a reducir la cantidad de energía y electricidad que se utiliza para iluminar la vivienda.
  • Done armarios, puertas, instalaciones de plomería y artículos de ferretería viejos que se puedan volver a utilizar a una institución de beneficencia local o a un centro de reutilización de materiales para la construcción.
  • Cuando sea posible, reutilice o recicle los restos de cemento, grava y arena. Intente no preparar una cantidad de mezcla de concreto o cemento mayor que la necesaria para el día.
  • Al emprender tareas importantes de renovación del jardín de su casa, trate de realizar proyectos de nivelación y excavación cuando las posibilidades de lluvia sean mínimas, a fin de evitar la erosión y la contaminación del agua pluvial. Cubra los materiales excavados, los contenedores de escombros y los acopios de asfalto, arena y recortes de jardín para evitar que ingresen agentes contaminantes a los desagües pluviales.
  • Realice el mantenimiento adecuado de los electrodomésticos y límpielos para que funcionen con su máxima eficiencia. De ese modo también podrá ahorrar electricidad, lo que permite conservar los recursos y reducir el calentamiento global. Quite las pelusas y el polvo del espiral del refrigerador y del congelador. Quite las pelusas de la secadora, la caldera y sus correspondientes ventilaciones. Además, cambie o limpie el filtro del purificador de aire o la caldera.
  • Para las tareas de limpieza, trate de usar artículos duraderos como trapeadores y trapos o esponjas reutilizables. Al usar productos de limpieza para el hogar, solo utilice la cantidad necesaria y lea y siga las instrucciones del fabricante para su uso y eliminación.
  • Almacene debidamente la pintura sin utilizar para tareas futuras, dónela a vecinos o instituciones de beneficencia o entregue la pintura utilizada a un lugar de recolección de residuos para su reciclado.
  • Si tiene techo de tejas, revíselo bien para determinar si presenta grietas o si le faltan tejas y, para repararlo, utilice material para techar hecho de plástico o goma reciclados.
  • Cambie el material aislante viejo por material aislante hecho con papel y vidrio reciclados y otros materiales recuperados.
  • Controle la caldera o la bomba de calor y cambie el filtro o repárela si es necesario. El mantenimiento adecuado de la caldera permite conservar el combustible al garantizar un funcionamiento eficiente y evitar que se produzcan fugas.
  • Saque los mosquiteros de puertas y ventanas y coloque contrapuertas y contraventanas. Los mosquiteros y las ventanas comunes pueden deteriorarse con vientos fuertes, lluvias intensas y el frío extremo y pueden terminar en el basurero antes de lo previsto.
  • Controle el enmasillado alrededor de las ventanas y haga los retoques necesarios para conservar la energía y los recursos naturales.
  • Los días de lluvia en los que no pueda salir, limpie el armario y junte ropa y juguetes viejos para donarlos a una institución de beneficencia o para la próxima venta de objetos usados.

Césped y jardín

Al trabajar en el jardín o realizar tareas de paisajismo, se pueden hacer muchas cosas para reducir la cantidad de residuos y conservar los recursos. Desde cuidar el equipo de trabajo para tareas de jardinería y paisajismo hasta implementar el "paisajismo ecológico", aprenda qué puede hacer para cambiar el mundo que lo rodea.

  • Use restos de comida, recortes del jardín y otros residuos orgánicos para crear una pila de compost. El abono orgánico es un producto rico en nutrientes para mejorar el suelo y puede ayudar a aumentar la retención de agua, reducir la erosión y reemplazar los fertilizantes químicos.
  • Adopte el paisajismo ecológico en su jardín: en primavera y verano, muchos de nosotros comenzamos a hacer algún tipo de tarea de paisajismo en nuestra propiedad. Para reducir el impacto que tienen las tareas de cuidar el jardín y la propiedad en el medioambiente, utilice técnicas de reciclado de césped y elaboración de mantillo y compost. Conocer la forma adecuada de manejar los residuos del jardín contribuye a cuidar el medioambiente y a ahorrar dinero.
  • Triture los residuos de hojas y madera no tratada y utilícelos como mantillo en los arriates a fin de evitar el crecimiento de maleza, retener la humedad, regular la temperatura del suelo y brindar nutrientes al suelo.
  • Construya un fuerte en el patio o una casa en el árbol con materiales reciclados, como restos de madera, cartón y otros elementos que encuentre.
  • Compre herramientas y equipos de jardinería hechos con materiales reciclados, por ejemplo, mangueras hechas con neumáticos viejos, peldaños hechos con botellas de vidrio viejas y herramientas manuales hechas con plástico reciclado. También puede usar materiales plásticos en imitación de madera hechos a partir de bolsas y botellas de plástico recicladas para construir jardineras, enrejados, terrazas y casas de pájaros.
  • Recicle el aceite y los neumáticos usados de los equipos que usa para jardinería y paisajismo. Si necesita equipos grandes para cortar el césped y mantener el jardín, como una máquina cultivadora o una motosierra, puede reducir los residuos (¡y ahorrar dinero!) alquilándolos o pidiéndolos prestados.
  • Para mantener la cortadora de césped y otros equipos en buen estado de funcionamiento, realice tareas de mantenimiento regulares según el manual del propietario. Compre un embudo para evitar derrames de combustible al rellenar la cortadora de césped. Cuando sea apropiado, use herramientas manuales para ahorrar combustible y proteger la calidad del aire. Recuerde no usar la cortadora que funciona con gas en días de alerta máxima.
  • Aumente la altura de corte de la cortadora de césped durante los meses calurosos de verano para que las raíces tengan sombra y se mantengan más frescas, de modo de reducir el crecimiento de la maleza y la necesidad de regar el césped y evitar que se queme con el sol. Al cortar el césped, "recíclelo" dejando los recortes sobre el césped en lugar de ponerlos en bolsas o utilice una cortadora de césped que sirva para hacer mantillo. Los recortes aportarán nutrientes al suelo en lugar de ocupar lugar en un basurero.
  • Corte la parte inferior de los bidones de leche de plástico o use bolsas pequeñas de papel para proteger las plantas de semillero de la helada, el viento, las lluvias intensas y los animales que deambulan. Cuando las plantas de semillero hayan crecido, recuerde reciclar las bolsas y los bidones.
  • Si tiene plantas en buen estado que desea reemplazar, dónelas a escuelas o jardines de la comunidad u ofrézcaselas a los vecinos.
  • Muchas plantas e insectos pueden servir como barreras naturales, no tóxicas, para impedir el desarrollo de maleza y plagas de jardín. Introduzca mariquitas para que se coman los pulgones o áfidos, plante caléndulas para que ahuyenten a los escarabajos y elija plantas que proliferen rápidamente para detener el crecimiento de la maleza.
  • Conserve el agua. Use barriles para recolectar el agua de lluvia y usarla para regar las plantas. Antes de regar, controle si las mangueras tienen fugas y coloque los aspersores para que solo rieguen las plantas, no la acera, la calle o la casa. También recuerde regar en los momentos más frescos del día (lo mejor es por la mañana bien temprano) para evitar que el agua se evapore.

Inicio de la página

Fuera del hogar

Consejos sobre compras ecológicas para consumidores

  • Compre productos reciclados. Con frecuencia, los artículos hechos de papel y plástico se fabrican a partir de materiales reciclados. También puede comprar repuestos de automóvil, aceite para el motor y neumáticos hechos con productos reciclados. Además, busque muebles para el hogar y herramientas de jardinería hechos con materiales reciclados.
  • Compre al por mayor o en paquetes de varias unidades. Comprar más artículos a la vez reduce los desechos de empaque. También puede comprar artículos con envolturas o empaque que puedan reducirse o reciclarse.
  • Compre productos usados. Puede encontrar prendas, accesorios y otros artículos retro auténticos en la tienda local de artículos usados.
  • Haga intercambios con amigos. En lugar de comprar productos nuevos, intercambie artículos con familiares y amigos.
  • Coloque las compras en una misma bolsa. Cuando esté en un centro de compras, no pida una bolsa para cada artículo; coloque las compras en una misma bolsa o guarde los artículos en su mochila. (¡Y asegúrese de conservar la factura!)
  • Compre artículos que ahorren energía. Cuando compre dispositivos electrónicos, como televisores, reproductores de CD y DVD y computadoras, busque el logotipo ENERGY STAR®. ENERGY STAR® es un programa voluntario de etiquetado diseñado para identificar y promover productos que ahorran energía para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Además, no olvide verificar la eficiencia en el consumo de combustible al comprar un vehículo nuevo.

Consejos de viaje

Existen muchas oportunidades para reducir la cantidad de residuos al irse de viaje por negocios o vacaciones. Desde empacar y planificar el viaje, hasta ponerse en marcha, aprenda qué puede hacer.

  • Antes de irse de su hogar, regule el termostato del calentador de agua y del equipo de aire acondicionado para ahorrar energía.
  • En lugar de comprar artículos de tocador pequeños, de tamaño especial para viaje, llene recipientes reutilizables con champú, jabón y otros productos necesarios.
  • Reutilice las bolsas de compras de papel o plástico para envolver artículos para el viaje y, después de eso, recíclelas. Las bolsas de compras de plástico son ideales para guardar calzado sucio y trajes de baño húmedos para que estén separados de los demás objetos de la maleta, mientras que las bolsas de papel son ideales para llevar bocadillos para comer en el automóvil.
  • Reserve su vuelo en una aerolínea que ofrezca boletos electrónicos para reducir los residuos de papel.

Consejos para cuando está de viaje

  • Si se aloja en un hotel, consulte al personal de limpieza sobre la política de ropa blanca y ropa de cama. En algunos hoteles se pide a los clientes que soliciten el lavado de ropa de cama y ropa blanca colocando una nota específica sobre la cama y dejando las toallas en el piso. Esta práctica conserva los recursos hídricos. Si en su hotel no se sigue esta práctica, use un formulario de sugerencias para solicitar que la adopten.
  • Al retirarse de la habitación del hotel, apague el equipo de aire acondicionado, las luces y la televisión para reducir el consumo de energía.
  • Durante el viaje, recuerde tomar solo la cantidad de productos que necesita de los restaurantes o el alojamiento. Solo tome las servilletas, los paquetes de aderezos, los folletos gratuitos, los mapas o los cupones que realmente necesita usar.
  • Lleve una bolsa de plástico para guardar los envases de bebida usados y reciclarlos en las paradas de descanso.
  • Al viajar en automóvil o un vehículo de uso recreativo, asegúrese de que esté en buenas condiciones, así se mejora el ahorro de combustible, se evita la contaminación ¡y se ahorra dinero!
  • Al hacer una reserva en un camping, pregunte por los servicios de reciclado.

Consejos para disfrutar al aire libre

  • En la próxima fiesta que organice, ponga la mesa con vajilla reutilizable o pida a los invitados que lleven sus propios platos y recipientes reutilizables. ¡Y recuerde reciclar todas las botellas y latas después de la fiesta!
  • En los días calurosos, se necesitan grandes cantidades de bebida para calmar la sed. No olvide reciclar los envases de bebida utilizados. En lugar de comprar muchas botellas de bebida pequeñas, compre bebidas o mezclas solubles para bebidas por volumen y rellene botellas reutilizables con ellas.
  • En la playa, use baldes viejos y otros artículos que tenga en su hogar para construir castillos de arena, en lugar de comprar productos nuevos en la tienda.
  • Al visitar playas y parques, no olvide llevarse todo lo que trajo, para dejar los lugares sin basura y tal cual estaban.

Inicio de la página

En el trabajo

Cómo ser ecológicos usando la tecnología

  • Haga un uso ecológico de la impresora. Cambie las configuraciones de la impresora para que imprima a doble faz. Use tamaños de fuente pequeños cuando sea posible y elija la opción de borrador que tiene la mayoría de los procesadores de texto después de elegir la opción de "imprimir". La opción de borrador usa menos tinta y, por eso, se usan menos cartuchos.
  • Cuando pueda, pague las facturas a través de programas de facturación electrónica. Aunque de todos modos sea necesario imprimir algunos comprobantes, estos programas generan menos correspondencia impresa que con la metodología tradicional.
  • En lugar de imprimir copias de los documentos necesarios para trabajar, guárdelos en un disco o envíelos por correo electrónico a su propia cuenta de correo electrónico en Internet.
  • Cuando compre dispositivos electrónicos nuevos, considere la posibilidad de recurrir a un programa de concesión en alquiler que incluya la reutilización y el reciclado adecuados.
  • Done o recicle los dispositivos electrónicos viejos.

Útiles de oficina ecológicos

  • Cuando sea posible, use clips en lugar de grapas.
  • Tenga a mano muchos restos de papel. Use el reverso de documentos viejos para impresiones que no sean importantes, como horarios del cine o direcciones.
  • Compre papel reciclado y tenga un papelero de reciclado a mano.
  • Reutilice los sobres que tengan cierre metálico.
  • Para reutilizar las carpetas de archivos, pegue una etiqueta nueva sobre la vieja o doble la carpeta en sentido inverso.
  • Compre dispensadores de cinta que se puedan recargar.
  • Borre y formatee los discos de las computadoras en lugar de comprar discos nuevos o desechar los viejos.
  • Use un sello de goma personalizado para los sobres en lugar de etiquetas desechables.

Cuidado del medioambiente

  • Vaya a trabajar en el transporte público. Pero, si va en vehículo, coordine para ir con un amigo (o dos). De ambas maneras podrá evitar el derroche de combustible, reducir la contaminación del aire y disminuir el tráfico en su comunidad.

Inicio de la página

En la escuela

Alumnos, padres y maestros pueden ayudar juntos a reducir los residuos en la escuela. Al poner en práctica las "3 R" de la reducción de residuos (reducir, reutilizar y reciclar), todos podemos contribuir.

De vuelta a clases

  • Antes de comenzar un nuevo año escolar, revise los materiales viejos que tenga. Podrá reutilizar o reciclar muchos de los útiles del año anterior.
  • Recicle los papeles que no necesite y reutilice las carpetas y las carpetas para archivar viejas. Los papeles que solo están escritos de un lado pueden reutilizarse; puede cortarlos y engramparlos para armar un cuaderno.
  • En muchas escuelas se reutilizan los libros de texto para ahorrar dinero y reducir la cantidad de residuos. Puede compartir sus libros usados con amigos, familiares o niños más pequeños que vayan a la escuela.
  • Antes de comprar útiles escolares, haga una lista que lo ayude a recordar qué necesitaba comprar y a evitar las compras compulsivas. Cuando tiene un plan, es más fácil actuar.
  • ¡Compre con inteligencia! Compre y use una gran variedad de productos fabricados a partir de productos reciclados, como lápices hechos con pantalones vaqueros viejos, o carpetas para archivar hechas con cajas viejas. Muchos tipos de productos hechos con papel reciclado contienen un porcentaje de papel desechado por los consumidores (Post-Consumer Waste, PCW). También puede reutilizar artículos como bolígrafos recargables, baterías recargables y papel que no sirve para notas.
  • Compre productos usados en tiendas de reventa. Esa es una manera económica de conseguir mercadería selecta, y la moda retro siempre vuelve a usarse.
  • Use útiles escolares con la menor cantidad posible de envoltorios, use productos compactos o concentrados o compre productos al por mayor.
  • Forrar los libros de texto con bolsas de compras o mandados recortadas ayuda a reducir los residuos y conserva los libros en buen estado. Sea creativo: utilice marcadores o lápices de colores para hacer diseños únicos y divertidos en las tapas. Las bolsas de papel de los mandados y los periódicos también son ideales para envolver paquetes.
  • Conserve los artículos más nuevos. Los alumnos suelen perder los artículos pequeños, como bolígrafos y lápices. Haga un esfuerzo a conciencia por guardar todos los días los útiles escolares en un lugar seguro. Eso no solo reducirá la cantidad de residuos; ¡también le evitará dolores de cabeza si pierde algo importante!
  • Prepárese para el próximo año escolar decorando su casillero con CD viejos. Use en ellos pintura, pegatinas, imitaciones de piedras preciosas o fotografías; pégueles cinta magnética atrás ¡y cambie el aspecto de su casillero! Otra forma sensacional de decorar el casillero es usando fotografías de revistas viejas que de otro modo se hubiesen desechado.

Reciclado en la escuela

  • Guarde envolturas, papeles de colores, cartones de huevos y demás artículos para hacer manualidades y artesanías. ¡Piense de qué otra manera puede reducir la cantidad de envolturas que desecha y recíclelos!
  • Use productos, tintas y suministros de arte que no sean tóxicos, como por ejemplo tintas vegetales, cinta blanca en lugar de líquido corrector, pinturas al agua y baterías con menos mercurio.
  • Use y conserve productos duraderos o con garantía de por vida. Las mochilas y los cuadernos resistentes pueden reutilizarse durante muchos años, con lo cual se ayuda a reducir la cantidad de artículos rotos que se desechan todos los años.
  • Si lleva el almuerzo a la escuela, colóquelo en recipientes reutilizables en lugar de desechables, y llévelo en una bolsa de tela o plástico reutilizable o en una lonchera. Lleve la bebida en un termo o en una botella para agua en lugar de botellas o envases desechables.
  • Si compra el almuerzo, tome y use solo lo que necesita: una servilleta, un paquete de ketchup, un paquete de sal, un paquete de pimienta y un juego de cubiertos. Recuerde reciclar las latas y botellas y clasifique sus residuos si la escuela tiene basureros separados.
  • Pida prestados o alquile los adornos o elementos para fiestas, eventos y bailes de graduación de la escuela. Si compra estos elementos o adornos, trate de adoptar una temática que se pueda usar de un año a otro, para poder reutilizarlos. El teatro de la escuela o la clase de actuación son lugares ideales para comenzar a buscar accesorios de utilería y adornos.
  • Genere menos residuos a través de técnicas de reducción, reutilización y reciclado. Ofrézcase como voluntario en un club de protección del medioambiente o en un proyecto de reciclado en la escuela, o ponga uno en marcha.
  • Trabaje junto con sus maestros y amigos para buscar las formas de incentivar a todos los miembros de la comunidad a reducir la cantidad de residuos a diario. También puede buscar formas originales de evitar que se generen residuos en la escuela, como por ejemplo iniciar un proyecto de elaboración de compost en la escuela o tener una clase de arte donde se puedan usar cosas que normalmente se desechan.

Cuidado del medioambiente

  • Vaya a la escuela en transporte público. Pero, si va en vehículo, coordine para ir con un amigo (o dos). De ambas maneras podrá evitar el derroche de combustible, reducir la contaminación del aire y disminuir el tráfico en su comunidad.
  • Coloque neumáticos duraderos de alta calidad en su vehículo y bicicleta. Mantenga los neumáticos bien inflados.
  • ¡Transmita el mensaje! Hable con sus familiares, amigos y compañeros de clase sobre cómo "comprar con inteligencia".
  • No sea tímido, informe a los gerentes de sus tiendas favoritas que a usted y a sus amigos les gustaría ver más artículos ecológicos en las góndolas. Informe a sus maestros que desea que se dedique tiempo a aprender más sobre qué pueden hacer usted y sus compañeros de clase por el medio ambiente.

Inicio de la página

En la comunidad

Hay muchas actividades que los ciudadanos de cada comunidad pueden realizar conjuntamente para reducir la cantidad de residuos. Cada uno de nosotros puede contribuir al reducir, reutilizar y reciclar materiales en toda la comunidad y así incentivar a los vecinos a que hagan lo mismo.

  • En el Día de la Tierra, el 22 de abril, para demostrar su compromiso de mantener limpio el medio ambiente, ofrézcase como voluntario para tareas de limpieza en la comunidad o ponga en marcha un programa de limpieza en su escuela, en la calle, en bordes de carreteras, lotes vacíos u otras áreas locales.
  • Organice una campaña de reciclado en el vecindario o la escuela. Recoja botellas, vidrio, plástico, periódicos, CD usados o libros y llévelos al centro de reciclado local o a organizaciones que se dedican a reutilizar materiales, como las instituciones de beneficencia.
  • Organice un centro comunitario de recolección de computadoras viejas en una escuela del vecindario. Las computadoras pueden considerarse donaciones deducibles de los impuestos y pueden ser restauradas en la escuela para su uso.
  • Comparta el traslado y el camino. Al ir a trabajar o a la escuela, pruebe la modalidad de vehículo compartido o vaya en bicicleta, caminando o en transporte público para reducir la contaminación. (Tome la iniciativa y organice traslados en vehículo compartido si no hay ninguno disponible aún).
  • Organice un programa ecológico de elaboración de compost y clasificación de residuos en el vecindario o la escuela. Solo se necesita un terreno pequeño para recolectar residuos orgánicos y formar una pila de compost. El compost puede ponerse en bolsas y venderse para proyectos de recaudación de fondos que se organicen en la comunidad o las escuelas.
  • Organice un “picnic con donación” donde los miembros de la comunidad puedan almorzar, conversar y llevar sus juguetes, ropa, libros, muebles y demás artículos viejos para que sean reutilizados por organizaciones de beneficencia.

Inicio de la página