EPA en español

Los asuntos de la EPA

Confrontación de los retos por venir

Hacer una diferencia visible en las comunidades de todo país
Abordar el cambio climático y mejorar la calidad del aire
Tomar acción con respecto a las sustancias tóxicas y la seguridad química
Proteger el agua: Un recurso preciado y limitado
Lanzar una nueva era de alianzas estatales, tribales y locales
Aceptar la EPA como una organización de alto rendimiento
Trabajar por un futuro sostenible

Hacer una diferencia visible en las comunidades de todo el país: La EPA tiene que trabajar día a día, mano a mano, con otras agencias federales, estados, territorios estadounidenses, tribus y comunidades locales, para mejorar la salud de familias en Estados Unidos y proteger el medio ambiente una comunidad a la vez, a través de todo el país. Tenemos que expandir el trabajo que hacemos para mejorar la viabilidad y la vitalidad económica de los vecindarios en los sitios brownfields y sus alrededores; fortalecer nuestra relación con la comunidad agrícola de Estados Unidos; apoyar la infraestructura verde para manejar las aguas urbanas; reducir la contaminación del aire a lo largo de las carreteras, vías ferroviarias y en los puertos; y tomar en consideración los impactos de nuestras decisiones en comunidades de justicia ambiental mediante mayor análisis, mejor ciencia, y mayor participación comunitaria para asegurar la protección de los derechos fundamentales básicos.

Abordar el cambio climático y mejor la calidad del aire: Trabajando dentro de la EPA y en consorcio con otras agencias, responderemos al llamado del presidente Obama para tomar acción para afrontar el cambio climático. Trabajaremos para mitigar esta amenaza mediante la reducción de la contaminación de carbono y otras emisiones de gases de efecto invernadero de los sectores de transportación y energía, la reducción de hidrofluorocarburos (HFC) mediante nuestro programa de Política de Nuevas Alternativas Significativas (SNAP, por sus siglas en inglés), y al centrar una continua atención en mejoras para la eficiencia de hogares, edificios y enseres. En colaboración con otras agencias, la EPA desarrollará sólidas alianzas con estados, territorios, tribus y otras comunidades locales para mejorar la resiliencia de la infraestructura local como parte de la iniciativa de Comunidades Sostenibles de la EPA. Programas vigentes de la EPA como Energy Star, SmartWay, WaterSense, la Herramienta de Evaluación Ambiental para Productos Electrónicos (EPEAT, por sus siglas en inglés), y el programa de Economía, Energía y Medio Ambiente (E3, por sus siglas en inglés), así como los consorcios con negocios y manufactureros, continuarán siendo esenciales para fomentar la innovación y ayudar a los consumidores a ahorrar dinero a la vez que reducen la contaminación. Los esfuerzos internacionales de mitigación, en alianza con otras agencias, son un componente esencial de nuestra labor. Los beneficios asociados a la reducción de contaminantes críticos se maximizarán para producir beneficios de salud significativos al público en Estados Unidos, a la vez que continuarán mejorando la calidad de aire ambiental y reduciendo las emisiones de contaminantes tóxicos en áreas donde las exposiciones continúan siendo un reto.

Tomar acción con respecto a las sustancias tóxicas y la seguridad química: El mantener a las comunidades sanas y saludables requiere acción para reducir los riesgos asociados con la exposición a sustancias químicas en el comercio, ambientes interiores y exteriores, así como en productos y alimentos. La EPA tiene que implementar la existente Ley de Control de Sustancias Tóxicas al máximo alcance posible en el futuro cercano, mientras provee asistencia técnica en apoyo a un esfuerzo bipartidista por modernizar la ley. Continuar supervisando la introducción y uso de plaguicidas, mejorar nuestro programa del Sistema Integrado de Información de Riesgos (IRIS, por sus siglas en inglés), reducir los riesgos del radón, identificar y abordar los riesgos a la salud infantil en las escuelas y hogares y mejorar las prácticas de gestión de sustancias químicas seguirán siendo de relevancia central para la misión de la EPA, incluyendo los esfuerzos basados en incentivos e investigaciones que promueven la química verde. La supervisión del almacenaje y manufactura de sustancias químicas en coordinación con nuestros socios interagenciales continuará siendo un enfoque central de nuestra atención, así como los esfuerzos por reducir los tóxicos atmosféricos urbanos. La EPA tiene que mejorar también el rastreo y la gestión de los desechos peligrosos mediante los sistemas modernos de rastreo de e-Manifest (Manifiesto electrónico) y continuar mejorando su habilidad para monitorizar y modelar las emisiones atmosféricas y proveer a las familias en Estados Unidos la información necesaria para entender y minimizar los impactos adversos a su salud.

Proteger el agua: Un recurso preciado y limitado: Dada a las necesitadas significativas de la infraestructura de agua de la nación y la evidencia sustancial de que el progreso en adelantar las metas de agua limpia y agua potable segura en EE.UU. se han estancado, hay una necesidad obvia de vigorizar los esfuerzos por mejorar la calidad del agua. Al tomar acción para reducir la incertidumbre sobre el alcance de la Ley de Agua Limpia, emplear una infraestructura verde y otras iniciativas locales que restauran la calidad de las vías acuáticas degradadas y revitalizan las comunidades, y al enfocar los recursos para reducir la contaminación en nuestras aguas y proteger la alta calidad de nuestras aguas, podemos lograr soluciones reales y eficaces con respecto a costo para los retos de la calidad del agua de nuestra nación. Simultáneamente, nuestros esfuerzos protegerán el agua potable de contaminantes conocidos y emergentes que amenazan la salud pública. Para lograr estos resultados se requiere nuevos paradigmas que incluyen roles e incentivos para acción local por las entidades estatales, tribales y municipales. La EPA se ha percatado que no es la única entidad que participa e invierte en este trabajo crítico. Para complementar estos esfuerzos y mejorar nuestra habilidad para lograr nuestra misión tenemos que colaborar estrechamente con las partes interesadas locales, estatales y regionales, incluyendo funcionarios electos, la industria, organizaciones no gubernamentales y entidades ambientales.

Lanzar una nueva era de alianzas estatales, tribales y locales: La buena gobernabilidad, así como la realidad de escasez de recursos, requieren que la EPA trabaje en conjunto con los estados, los territorios, las tribus, los gobiernos locales y las otras agencias federales que constituyen la empresa de protección ambiental de nuestro país, para asegurar la eficiencia, eficacia y coordinación de nuestros esfuerzos entrelazados y complementarios. La labor tiene que ser compartida, los roles deben ser refinados y se deben desarrollar asociaciones más sólidas, más eficientes y más efectivas con respecto a costos para asegurar un continuo éxito conjunto. La EPA tiene que trabajar con nuestros correguladores, así como la comunidad regulada y la gente que servimos, para construir nuevas herramientas y estrategias que mejoren la coordinación, establezcan prioridades conjuntas, administren los recursos eficazmente y compartan información mediante el programa E-Enterprise.

Aceptar la EPA como una organización de alto rendimiento: Para cumplir nuestra misión, la EPA tiene que mantener y atraer la fuerza laboral del futuro, modernizar nuestras prácticas de realizar nuestra labor y aprovechar nuevas herramientas y tecnologías. Esto será esencial a medida que se tomen decisiones de política, se promulguen e implementen las normas, se formalicen los contratos, se distribuyan los fondos de subvenciones, se provea asistencia técnica, se fomente el cumplimiento, se estudien las ciencias y se integren en la toma de decisiones, se comunique la labor, se realicen los esfuerzos de alcance público, se planifique y financie la investigación y se emplee, capacite y apoye al personal para fomentar su rendimiento. En fin, con cada una y todas estas “transacciones” realizadas en la EPA y entre la EPA y el mundo exterior, se necesita añadir valor a nuestra fuerza laborar, a nuestros socios reguladores, a nuestros socios y a la gente que servimos.

Como parte de este esfuerzo, la EPA necesita adoptar las herramientas y los procesos de la "Nueva Generación". El gobierno electrónico tiene que suministrar datos que sean transparentes y de fácil disponibilidad y entendimiento para que toda la empresa de protección ambiental (socios federales, estatales, territoriales, locales y tribales) pueda realizar sus negocios electrónicamente en una manera integrada. La agencia tiene que simplificar las operaciones internas y el proceso de toma de decisiones a todos los niveles. Tenemos que mejorar continuamente nuestro ambiente de trabajo, asegurar que el personal esté adecuadamente entrenado y apoyado, promover la diversidad y la protección de los derechos civiles y acoger y considerar plenamente el insumo del personal de carrera en las oficinas centrales y regiones en decisiones de política y programáticas. Para permanecer actualizados, los programas tienen que ser revisados continuamente para asegurar que estén bien enfocados y en la vanguardia. Las normas tienen que ser elaboradas para maximizar los beneficios ambientales mientras se minimizan los costos y el uso de recursos. Esto incluye los esfuerzos de aplicación y cumplimiento de la ley. Como agencia, nuestro presupuesto se tiene que alinear con las prioridades de la EPA y tenemos que asegurarnos que tenemos las herramientas correctas (normativas y basadas en incentivos) para maximizar los beneficios de las inversiones de la EPA y de las entidades reglamentarias estatales, territoriales y tribales. Finalmente, el proceso de toma de decisiones se tiene que simplificar para mejorar la eficiencia y reducir los costos mientras se retienen y mejorar los beneficios ambientales.

Trabajar por un futuro sostenible: Nuestros enfoques tradicionales para reducir los riesgos y controlar la contaminación están limitados en su capacidad de producir la calidad ambiental amplia y a largo plazo que buscamos. La relación entre los diferentes medios y los diferentes estatutos también requiere un nuevo enfoque para mejorar la “sinergía” y las soluciones a largo plazo. Consideramos acciones importantes los esfuerzos basados en incentivos que complementan nuestra base de reglamentos sólidos y la evaluación de las normas nuevas y las normas clave existentes para examinar las mejoras sostenibles. Le dará impulso la integración de los esfuerzos con un nuevo compromiso de innovación, el uso de datos e información a los más altos niveles, los consorcios, los incentivos, los grupos nuevos o expandidos y la educación ambiental . La labor de la agencia con la comunidad internacional se beneficiará de un enfoque en el cual las prácticas sostenibles sean de aquí en adelante parte de nuestro diálogo sobre asuntos de mutua preocupación.

Inicio de la página