Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Estamos realizando cambios en espanol.epa.gov. Si la información que está buscando no está disponible aquí, podría encontrarla en el Archivo Web de la EPA o en la captura de pantalla del sitio web de EPA del 19 de enero de 2017 (en inglés).

Seguridad Laboral al Usar Pesticidas

Información de emergencias con pesticidas

Esta página Web está disponible en inglés

Exposición humana

Si una persona ha ingerido o inhalado un pesticida, o le ha caído en los ojos o en la piel:

Directrices generales sobre primeros auxilios

  • Veneno ingerido (tragado). Induzca el vómito SÓLO si el personal de emergencias se lo ha indicado por teléfono. Dependerá de lo que el niño haya tragado; algunos productos basados en petróleo o venenos cáusticos harán más daño si se hace que el niño vomite. Siempre mantenga a la mano jarabe de ipecacuana (una onza por cada niño en el hogar) para inducir vómito si la persona de emergencias los recomienda. Asegúrese que no esté vencido. 
  • Veneno en los ojos. Las membranas del ojo absorben pesticidas más rápido que cualquier otra parte externa del organismo; el daño en los ojos puede ocurrir en unos pocos minutos con algunas clases de pesticidas. Si el veneno se salpica en el ojo, mantenga el párpado abierto y lave el ojo rápida y suavemente con agua limpia de la llave, o con un flujo suave de una manguera, durante al menos 15 minutos. Si es posible, pídale a alguien que llame al Centro de Control de Envenenamientos mientras que la víctima recibe tratamiento. No use gotas para los ojos, sustancias químicas o medicamentos en la solución de limpieza. 
  • Veneno en la piel. Si el pesticida se salpica en la piel, sature el área con agua y quítese la ropa contaminada. Lave la piel y cabello a fondo con agua y jabón. Posteriormente, deseche la ropa contaminada o lávela a fondo y por separado de otras prendas de vestir. 
  • Veneno inhalado. Cargue o arrastre a la víctima a un área ventilada de inmediato. Si cree que usted necesita protección, tal como un respirador y no hay uno disponible, llame al Departamento de Bomberos y aguarde la llegada del equipo de emergencia antes de ingresar al área. Afloje las prendas de vestir apretadas de la víctima. Si la piel de la víctima se ha tornado azul o si la víctima ha dejado de respirar, déle respiración artificial (si sabe cómo hacerlo) y llame al servicio de rescate para pedir ayuda. Abra las puertas y ventanas para que nadie más se envenene con los vapores.

Inicio de la página