Cuando los tratamientos no funcionan

Información relacionada en inglés (English)

Si el objetivo es eliminar las chinches, el trabajo debe realizarse de manera correcta. Las chinches son tan pequeñas que pueden vivir en una grieta del ancho de una tarjeta de crédito, lo que aumenta el desafío de control.

Los pesticidas suelen ser una parte importante de una estrategia de control pero deben utilizarse adecuadamente para que el tratamiento funcione. Pueden existir varias razones por las que un tratamiento con pesticidas no funcione para controlar completamente las chinches, entre ellas:

  • No encontrar todas las chinches.
  • Preparar la zona de manera incorrecta (no disminuir el desorden, no rellenar grietas ni fisuras, etc.).
  • Omitir el tratamiento en alguna de las habitaciones de descanso conocidas (las chinches pueden descansar o esconderse en cestos, armazones de camas, incluso en muebles).
  • No tratar las zonas cercanas donde las chinches pudieron haber migrado (habitaciones contiguas u otros departamentos en viviendas multifamiliares).
  • Hacer caso omiso a las cantidades recomendadas en la etiqueta (aplicar los pesticidas en muy poca cantidad puede no matar las chinches y puede acelerar el desarrollo de resistencia a ese producto químico).
  • No hacer un seguimiento del tratamiento en un período de tiempo adecuado (muchos pesticidas no eliminarán huevos, por lo tanto, se debe repetir el tratamiento luego de que los huevos eclosionen, de lo contrario la infestación no estará controlada.
  • No darle suficiente tiempo al pesticida para que funcione (algunos pesticidas, tales como los agentes desecantes o reguladores de crecimiento, pueden ser eficaces pero requieren algo de tiempo para matar a la población).
  • El hecho de que las chinches se vuelvan resistentes a un tipo específico de pesticida.
    • Dado que los insectos, tales como las chinches, son expuestos a un pesticida durante un tiempo, los más sensibles son los primeros en morir, dejando solo a los menos sensibles para la reproducción. Esto puede resultar en una rápida disminución de la eficacia relativa del pesticida.

La resistencia al pesticida como causa del fracaso del tratamiento

Si bien hay evidencia de resistencia en algunas poblaciones a ciertos tipos de pesticidas, la resistencia al pesticida solo puede verificarse con pruebas de laboratorio. En la actualidad, los investigadores están tratando de determinar el alcance del problema de resistencia, lo que varía de comunidad en comunidad. Esta investigación apoyará el desarrollo y uso de estrategias de control eficaces.

Debido al potencial de resistencia, los propietarios y los demás que intentan controlar las infestaciones de chinches siempre deben usar los pesticidas de manera correcta y conforme a la etiqueta. También es importante:

Por ejemplo, tal vez desee:

  • elegir diferentes tipos de pesticidas de la lista de los etiquetados actualmente para tratamientos secuenciales; o
  • utilizar pesticidas de los cuales no se haya informado resistencia de insectos, como la tierra de diatomea, en combinación con otras técnicas de control.

Recuerde, como se describió en la lista de arriba, la resistencia es solo una de las varias causas posibles del fracaso del tratamiento. Se deben analizar todas las posibilidades en cualquier situación.