EPA en español

Acerca de los pozos de agua privados

Información relacionada en inglés (English)

En esta página:


Información básica sobre los pozos de agua privados

groundwater well

Well Casing

Revestimiento del pozo

Well Screen

Filtro de ranura continua

Electrical

Eléctrica

Submersible Pump

Bomba sumergible

Pressure Tank

Tanque de presión

GROUNDWATER AQUIFER

ACUÍFEROS DE AGUAS SUBTERRÁNEAS

Por lo general, los pozos de agua privados son poco profundos (menos de 200 pies [60 m]
de profundidad).  Se suelen construir con acero sólido o revestimientos de plástico pesado con ranuras que permiten el ingreso del agua.  Suelen contener acueductos bajo tierra para evitar el congelamiento. Más de 15 millones de hogares (aproximadamente el 15 % de los norteamericanos) cuentan con pozos de agua privados para el suministro de agua potable. Se deben proteger los pozos de agua privados de la contaminación. 

El consumo de agua subterránea contaminada podría causar enfermedades. La contaminación
de aguas subterráneas puede provenir de muchas fuentes, entre ellas:

  • Filtración a través de tiraderos
  • Tanques sépticos con fallas
  • Tanques de almacenamiento subterráneo 
  • Fertilizantes y pesticidas
  • Escorrentía de áreas urbanas 

Si su familia obtiene agua potable de un pozo privado, ¿sabe si esta agua es segura para beber? ¿Qué problemas de salud podría enfrentar usted y su familia? ¿A dónde puede dirigirse para pedir ayuda o sugerencias?

La información en este sitio web lo ayudará a responder estas preguntas.

La EPA regula los sistemas de agua públicos.  Sin embargo, la EPA no tiene autorización para regular pozos de agua potable privados. Los proveedores de agua privados no están sujetos a los estándares de la EPA. Algunos gobiernos estatales y locales sí establecen reglas para proteger
a los usuarios de estos pozos.

A diferencia de los sistemas de agua potable públicos, los pozos privados no cuentan con expertos que verifiquen regularmente la fuente de agua y su calidad antes de que se envíe a la canilla.
Los hogares que usan pozos privados deben tomar precauciones especiales para garantizar
la seguridad de sus proveedores de agua potable.

Tipos de pozos

Existen tres tipos de pozos de agua potable privados.

  • Los pozos excavados son hoyos en la tierra excavados con palas o retroexcavadoras
    y, por lo general, son alineados (rebordados) con piedras, ladrillos, mosaicos u otro material para evitar un derrumbe. Dado que, generalmente, son poco profundos (aproximadamente de 10 a 30 pies [3 a 9 m] de profundidad), los pozos excavados tienen el mayor riesgo
    de contaminación. 
  • Los pozos hincados son perforados hidráulicamente o por batido en la tierra e impulsan agua
    de la zona saturada de agua. Los pozos hincados también son poco profundos (aproximadamente de 30 a 50 pies [9 a 15 m] de profundidad) y tienen un riesgo de contaminación moderado
    a alto proveniente de las actividades terrestres cercanas. 
  • Los pozos aforados son más profundos (aproximadamente de 100 a 400 pies [30 a 122 m]) y, por
    lo general, el revestimiento de las tuberías es de metal o plástico, lo cual protege el agua del pozo de las fuentes de contaminación. Los pozos aforados tienen un riesgo menor de contaminación.
    Sin embargo, ningún pozo puede ser considerado sin riesgo de contaminación. 

Inicio de la página


Construcción del pozo

La construcción correcta y el mantenimiento continuo del pozo son clave para la seguridad de su suministro de agua. El agente estatal que provee licencias a contratistas especializados en pozos de agua, el departamento de salud local o un profesional local del sistema de agua pueden brindarle información acerca de la construcción del pozo.

El pozo debe estar ubicado de manera tal que el agua de lluvia fluya lejos de él. El agua de lluvia puede levantar bacterias y sustancias químicas peligrosas de la superficie terrestre. Si esta agua se acumula cerca de su pozo, puede infiltrarse y causar potencialmente problemas de salud.

Las perforadoras de pozos de agua y los instaladores de bombas de pozo deben estar bien adheridos y asegurados. Asegúrese de que su contratista de aguas subterráneas esté registrado o autorizado en su estado, de ser necesario, y preferiblemente certificado.

Si su estado no cuenta con un programa de autorización o inscripción, visite los recursos en inglés de la Asociación Nacional de Aguas Subterráneas (National Ground Water Association) para propietarios de pozos privados Salida y denegación para encontrar contratistas de pozos de agua certificados cerca de usted. La Asociación Nacional de Aguas Subterráneas cuenta con un programa de certificación voluntario para contratistas. Algunos estados utilizan los exámenes de la Asociación como su evaluación para la autorización.

Inicio de la página


Mantenga su pozo seguro

Para mantener su pozo seguro, esté al tanto de la existencia de posibles fuentes de contaminación cercanas. Consulte con su departamento de salud local o programa ambiental por requerimientos de distancia. Fuentes posibles de contaminación podrían incluir:

  • Tanques sépticos
  • Terrenos de ganado, silos, campos de lixiviación sépticos
  • Tanques de petróleo, almacenamiento impermeable de estiércol, y manipulación
    y almacenamiento de fertilizantes
  • Acumulación de estiércol

Consejos para mantener su pozo seguro:

  • Lleve a cabo el mantenimiento del pozo, detecte los problemas temprano y corríjalos para proteger el funcionamiento del pozo. Muchos propietarios tienden a olvidar el valor del buen mantenimiento hasta que los problemas alcanzan un nivel de crisis, lo cual puede resultar caro. 
  • Mantenga actualizados los registros de la instalación y de los arreglos del pozo, así como los análisis de las tuberías y el agua. Esos registros pueden ayudarlo a detectar cambios
    y posibles problemas en su sistema de agua. Si tiene problemas, busque a un experto local para verificar la construcción de su pozo y los registros de mantenimiento.
  • Proteja el área de su pozo. Sea cuidadoso con el almacenamiento y la eliminación de los desperdicios y productos químicos domésticos y de cuidado del césped. Los agricultores y jardineros que llevan a cabo una práctica adecuada minimizan el uso de fertilizantes
    y pesticidas.
  • Tome medidas para reducir la erosión y evitar la escorrentía del agua en la superficie.
  • Verifique a menudo los tanques de almacenamiento subterráneo que contienen petróleo para calefacción, gasoil o combustible.
  • Asegúrese de que su pozo se encuentra protegido de los desperdicios de ganado, mascotas y fauna.

Inicio de la página