EPA en español

Contaminación por nutrientes

Aerial photo of river pollutionLa presencia de demasiado nitrógeno y fósforo en el agua puede tener efectos diversos y trascendentales en la salud pública, el medioambiente y la economía. Crédito de la fotografía: Bill Yates.

Información relacionada en inglés (English)

El problema

La contaminación por nutrientes es uno de los problemas ambientales más extendidos, costosos y complejos de los Estados Unidos, y es el resultado del exceso de nitrógeno y fósforo en el aire y el agua.

El nitrógeno y el fósforo son nutrientes naturales presentes en los ecosistemas acuáticos. El nitrógeno también es el elemento más abundante en el aire que respiramos. El nitrógeno y el fósforo ayudan al crecimiento de algas y plantas acuáticas, que brindan comida y un hábitat a peces, moluscos y organismos más pequeños que viven en el agua.

Sin embargo, cuando demasiado nitrógeno y fósforo ingresan a un medio, generalmente provenientes de diversas actividades humanas, el aire y el agua pueden contaminarse. La contaminación por nutrientes ha afectado muchos arroyos, ríos, lagos, bahías y aguas costeras durante varias décadas. Esto causó problemas ambientales y problemas para la salud humana graves, e impactó en la economía.

photo of smogEl exceso de nitrógeno en el aire puede afectar nuestra capacidad para respirar, reducir la visibilidad y alterar el crecimiento de las plantas.El exceso de nitrógeno y fósforo en el agua hace que el alga crezca tan rápido que los ecosistemas no pueden lidiar con esa cantidad. Un aumento significativo en la cantidad de alga deteriora la calidad del agua, los alimentos y los hábitats, y reduce el oxígeno que los peces y otras especies acuáticas necesitan para vivir. Las proliferaciones de alga son llamadas florecimientos y pueden reducir en gran medida o eliminar el oxígeno presente en el agua. Como consecuencia, los peces se enferman y muchos de ellos mueren. Algunos florecimientos de algas son perjudiciales para los humanos, ya que producen cantidades elevadas de toxinas y crecimiento bacteriano. Una persona podría enfermarse si entra en contacto con agua contaminada, la bebe o si consume pescado o moluscos contaminados.

El agua subterránea, fuente de agua potable para millones de norteamericanos, puede ser nociva si está contaminada por nutrientes, incluso si la contaminación es leve. Los lactantes son vulnerables a los nitratos, compuestos a base de nitrógeno, presentes en el agua potable. El exceso de nitrógeno en la atmósfera puede generar contaminantes como el amoníaco y el ozono, que pueden afectar nuestra capacidad para respirar, reducir la visibilidad y alterar el crecimiento de las plantas. Cuando el exceso de nitrógeno regresa a la tierra desde la atmósfera, puede deteriorar el estado de los bosques, los suelos y las vías fluviales. Obtenga más información sobre qué puede hacer para combatir la contaminación por nutrientes.

Para obtener más información, lea sobre las fuentes de contaminación por nutrientes y las posibles soluciones (en inglés).