EPA en español

Implementación de la leyes sobre el agua

Información relacionada en inglés (English)

La EPA hace cumplir requisitos bajo la Ley de Agua Limpia (CWA, por sus siglas en inglés) y la Ley de Agua Potable Segura (SDWA, por sus siglas en inglés).

Ley de Agua Limpia

Tratamiento de aguas residuales. Bajo el Sistema nacional de eliminación de descargas de contaminantes (NPDES, por sus siglas en inglés) de la CWA, la EPA regula la descarga de contaminantes provenientes de plantas de tratamiento de aguas residuales municipales e industriales, sistemas de recolección de aguas residuales y descargas de agua torrenciales de instalaciones industriales y municipios.

Tratamiento de aguas residuales y aguas de tormenta. Los desbordes de aguas residuales sin tratar y descargas de aguas torrenciales no controladas de manera adecuada provenientes de sistemas de alcantarillado municipales pueden acabar en vías fluviales o acumularse en las calles de la ciudad o los sótanos y poner en peligro la calidad del agua, la salud de las personas y el medio ambiente. La EPA apunta a los municipios grandes con el objeto de reducir la contaminación y el volumen de escorrentía de aguas torrenciales, y de reducir las descargas ilegales de aguas residuales sin tratar, que deterioran la calidad del agua en las comunidades.

Pretratamiento. La EPA hace cumplir requisitos para asegurar que las industrias pretraten los contaminantes presentes en sus desperdicios para proteger los alcantarillados sanitarios locales y las plantas de tratamiento de aguas residuales. Las descargas industriales de metales, petróleo, grasa y otros contaminantes pueden interferir en el funcionamiento de los alcantarillados sanitarios locales y las plantas de tratamiento de aguas residuales, y esto puede ocasionar la descarga de contaminantes sin tratar o no tratados de manera adecuada en vías fluviales locales.

Contaminación por aguas de tormenta. Esto ocurre cuando despojos de disminución, sustancias químicas, sedimentos u otros contaminantes de las zonas urbanas y obras en construcción son arrastrados hasta los desagües pluviales y desembocan directamente en el agua. Las descargas no controladas de agua de tormenta son una amenaza significativa para la salud pública y el medio ambiente. La CWA exige que las instalaciones industriales, las obras en construcción y los Sistemas Municipales de Alcantarillado Separado (MS4s, por sus siglas en inglés) tengan medidas vigentes para evitar que los contaminantes descarguen junto con el agua de tormenta en las vías fluviales cercanas.

Desperdicio animal y descarga ilegal de contaminantes en el agua. Los lotes concentrados de alimentación de animales que no controlan el desperdicio animal y descargan contaminantes de manera ilegal en el agua son una amenaza grave para la calidad del agua y la salud humana.

Derrames: petróleo y sustancias peligrosas. Los derrames de petróleo pueden ser perjudiciales para la vida animal y vegetal, ya que contaminan las fuentes de alimento y los hábitats. Los derivados del petróleo pueden formar una brea que persiste en el medio ambiente durante años. La CWA prohíbe los derrames de petróleo y sustancias peligrosas en cantidades que puedan afectar la salud humana y el medio ambiente, y exige acciones para prevenir derrames futuros.

Pantanos: descarga de material de dragado y relleno. La EPA se asegura de que el material de dragado y relleno no se descargue en los pantanos u otros cuerpos de agua de los Estados Unidos, excepto que esto esté autorizado mediante un permiso emitido por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. La EPA investiga e inspecciona a aquellas personas que descargan material de dragado y relleno en los pantanos u otros cuerpos de agua de los Estados Unidos sin un permiso, y lucha por asegurar la correcta implementación de la ley.

Ley de Agua Potable Segura (SDWA)

Agua potable. La EPA hace cumplir los requisitos de la SDWA para proteger la salud humana. Esta ley asegura que el agua potable pública de la nación y sus fuentes (ríos, lagos, embalses, manantiales y pozos de agua subterráneos) estén protegidas.

  • Sistemas públicos de agua potable. La EPA asegura que los sistemas públicos de agua potable cumplan con los estándares federales derivados de criterios sanitarios sobre contaminantes, que incluyen realizar monitoreos e informes regulares.
  • Control de inyección subterránea. La inyección subterránea es una tecnología que consiste en poner fluidos bajo tierra en formaciones rocosas porosas mediante pozos u otros sistemas de transmisión similares. La EPA garantiza que los pozos de inyección subterránea no pongan en riesgo ninguna fuente de agua potable subterránea actual o futura. La EPA investiga e inspecciona a aquellas personas que inyectan fluidos bajo tierra contraviniendo la SDWA y lucha por asegurar la correcta implementación de la ley.