EPA en español

Implementación de las leyes y normas sobre el aire

Información relacionada en inglés (English)

  • La Ley de Aire Limpio (CAA, por sus siglas en inglés) exige que las obras en construcción y otras instalaciones tomen medidas para controlar el polvo (material particulado) proveniente de actividades industriales y de construcción.
  • El polvo y otras partículas aerotransportadas son una amenaza grave para la salud humana. Los ancianos, niños y personas asmáticas son especialmente sensibles a los efectos del polvo.
  • Los inspectores de la EPA hacen pruebas para determinar si hay emisiones orgánicas volátiles procedentes de instalaciones industriales cercanas. El inspector recolecta la muestra en un recipiente SUMMA.
  • Los esfuerzos de cumplimiento de la EPA tienen por objetivo reducir la quema en actividades industriales y, así, reducir las emisiones de contaminantes, entre ellos, compuestos orgánicos volátiles y hollín.
  • La EPA inspecciona las fuentes estacionarias de contaminación del aire, tales como centrales eléctricas y fábricas, para evaluar el cumplimiento de los requisitos aplicables bajo la Ley de Aire Limpio.
  • La EPA trabaja junto a la Aduana de los EE. UU. en la inspección de importaciones de vehículos recreativos, tales como scooters y motocicletas, de China y otros países.
  • La CAA prohíbe la importación o venta en los EE. UU. de cualquier vehículo o motor que no tenga una certificación de la EPA que acredite que cumple los estándares de emisión aplicables.
  • La CAA prohíbe la importación o venta en los EE. UU. de cualquier vehículo o motor que no tenga una certificación de la EPA que acredite que cumple los estándares de emisión aplicables.
  • La EPA cuenta con un laboratorio móvil de detección remota para determinar si hay contaminantes en el aire en las líneas de vallado de las instalaciones industriales, áreas residenciales y otras ubicaciones remotas.
  • Los equipos de detección remota pueden utilizarse para detectar benceno, polvo y otros contaminantes que podrían transportarse con el viento desde refinerías y otras instalaciones industriales.

Bajo la Ley de Aire Limpio, la EPA regula las emisiones de contaminantes de fuentes móviles y estacionarias.

Fuentes estacionarias

Las fuentes estacionarias incluyen instalaciones como fábricas y plantas químicas, que deben instalar equipos de control de la contaminación y respetar límites de emisión específicos bajo la CAA.

Revisión de fuentes nuevas y Prevención de deterioro significativo (NSR y PSD respectivamente, por sus siglas en inglés) Estos requisitos exigen que determinadas instalaciones industriales grandes instalen equipos de control de la contaminación de avanzada al construir nuevas instalaciones o hacer modificaciones en las ya existentes. Si no se instalan estos equipos, las emisiones de contaminantes resultantes pueden deteriorar la calidad del aire y dañar la salud pública.

Una de las iniciativas nacionales de implementación de la ley de la EPA consiste en disminuir la contaminación del aire proveniente de las fuentes de emisiones más importantes. La EPA está tomando medidas para eliminar o minimizar las emisiones de centrales eléctricas alimentadas con carbón, plantas de fabricación de ácido, vidrio y cemento, y refinerías de petróleo.

  • Centrales eléctricas alimentadas con carbón. En los Estados Unidos hay aproximadamente 1,100 centrales eléctricas utilitarias alimentadas con carbón con una capacidad total de 340,000 megavatios. Este sector genera alrededor de dos tercios de las emisiones de dióxido de azufre (SO2) y alrededor de un tercio de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) del inventario nacional. Las investigaciones en este sector han identificado una taza elevada de incumplimiento con los requisitos NSR/PSD cuando se renuevan y mejoran las plantas viejas.
  • Plantas que manufacturan ácido sulfúrico y nítrico que se utilizan en la producción de fertilizantes, sustancias químicas y explosivos. Las plantas de producción de ácido emiten miles de toneladas de vapor de óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y ácido sulfúrico cada año. Las investigaciones de la EPA identificaron una taza elevada de incumplimiento con los requisitos NSR/PSD con relación a las expansiones de las plantas y cambios en los procesos.
  • Plantas de fabricación de vidrio. Hay alrededor de 125 plantas grandes de fabricación de vidrio en funcionamiento en los Estados Unidos. Estas plantas emiten aproximadamente 200,000 toneladas de NOx, SO2 y material particulado cada año. La investigación en este sector ha mostrado que hubo un número significativo de expansiones en las plantas, pero solo unas pocas solicitudes de instalación de los equipos de control de la contaminación que exigen los NSR/PSD.
  • Plantas de fabricación de cemento. Las plantas de fabricación de cemento son la tercera fuente industrial de contaminación del aire más importante, con emisiones de más de 500,000 toneladas de SO2, NOx y monóxido de carbono por año. La EPA determinó que muchos fabricantes de cemento realizaron modificaciones en las instalaciones existentes sin solicitar ni obtener permisos previos a la construcción. La contaminación puede ser, en parte, causante de enfermedades respiratorias y cardíacas, formación de lluvia ácida, visibilidad reducida y puede transportarse grandes distancias antes de caer en la tierra o en el agua.
  • Refinerías de petróleo. Desde el año 2000, la EPA está comprometida con una iniciativa específica de implementación de la ley focalizada en las emisiones de las refinerías de petróleo. A través de negociaciones con las principales refinerías, ha logrado acuerdos innovadores, dirigidos a múltiples problemáticas e instalaciones. Estos acuerdos tuvieron como resultado reducciones significativas de las emisiones de NOx, SO2, benceno, compuestos orgánicos volátiles y material particulado.

Tóxicos en el aire. Las pérdidas, la quema y las emisiones excesivas de las refinerías, plantas químicas y otras industrias pueden contener contaminantes peligrosos del aire, que son causantes presuntos o conocidos de cáncer y defectos al nacer, y tienen un impacto grave en el medio ambiente. Los equipos que tienen filtraciones son la mayor fuente de emisiones de contaminantes peligrosos del aire en las refinerías de petróleo e instalaciones de producción de sustancias químicas.

Estándares de rendimiento de fuentes nuevas (NSPS, por sus siglas en inglés) Las fuentes construidas recientemente o aquellas que hayan sido refaccionadas o reconstruidas deben cumplir estos estándares para controlar las emisiones excesivas de NOx, SO2 y material particulado.

Fuentes móviles

Los motores de los vehículos, los vehículos recreativos y los motores en general deben cumplir los estándares de emisión de la CAA. Estos se aplican a coches, camiones, autobuses, vehículos recreativos, así como a motores, generadores, máquinas utilizadas en agricultura, ganadería, construcción y jardinería, motores para embarcaciones y locomotoras. Además, la CAA también regula la composición del combustible que utilizan las fuentes móviles, tales como gasolina, diésel, etanol, biodiésel y mezclas de estos combustibles.

Los vehículos y motores nuevos deben tener un certificado de conformidad emitido por la EPA antes de ingresar o ser importados a los Estados Unidos. Este indica que el motor o vehículo cumple todos los requisitos necesarios sobre emisiones. La CAA también exige que los vehículos y motores certificados tengan estas etiquetas.

  • Importaciones ilegales. Desde 2008 ha habido un flujo constante de importaciones ilegales de motocicletas no certificadas, máquinas con motores pequeños a gasolina (por ej., generadores, máquinas de cortar césped, motosierras, etc.) y vehículos recreativos. Los vehículos y motores no certificados pueden emitir un 30% más de contaminantes del aire nocivos que lo que permiten los estándares, o incluso por encima de esta cifra. La EPA está trabajando junto a la Aduana de los EE. UU. para detener y exportar a los vehículos y motores ilegales que llegan a los puertos.
  • Dispositivos de manipulación. Se considera una infracción de la CAA fabricar, vender o instalar una pieza para un vehículo con motor que eluda, manipule o inutilice cualquier aparato para el control de emisiones. Por ejemplo, un programa informático que altera el tiempo de inyección de diésel es un dispositivo de manipulación. Los dispositivos de manipulación, que normalmente se venden para optimizar el rendimiento del motor, inutilizan los controles de emisiones de un vehículo y causan contaminación del aire. Gracias a los esfuerzos de implementación de la ley de la EPA, algunos fabricantes importantes de dispositivos de manipulación acordaron pagar multas y detener la venta de estos dispositivos.
  • Alteración indebida. La CAA prohíbe que se altere de forma indebida, es decir que se remueva o inutilice, un aparato de control de emisiones en un vehículo de motor antes o después de la venta o entrega al comprador. El sistema de control de emisiones de un vehículo está diseñado para restringir las emisiones de contaminantes nocivos de vehículos o motores. La EPA trabaja con los fabricantes para asegurar que diseñen piezas a prueba de manipulaciones, se dirige a los gremios para educar a los mecánicos sobre la importancia de conservar los sistemas de control de emisiones e inicia acciones legales en casos donde se produzcan daños significativos o inminentes.

Combustibles. La CAA regula el combustible que utilizan los vehículos de motor y otras máquinas. Un combustible limpio ayuda a reducir las emisiones nocivas producidas por una gran variedad de vehículos de motor, motores y máquinas.

  • Las normas de la EPA exigen que todos los combustibles y aditivos de los combustibles que se producen, importan y venden en los Estados Unidos cumplan estándares específicos. La EPA lleva a cabo inspecciones dirigidas y al azar para evaluar el cumplimiento de estos estándares y toma medidas de implementación de la ley contra aquellos que infrinjan estos estándares destinados a reducir las emisiones nocivas causadas por los combustibles que no cumplen estándares requeridos.
  • Combustibles renovables. El combustible para transporte que se vende en los EE. UU. debe contener un volumen mínimo de combustible renovable con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto de invernadero y el uso de combustibles derivados del petróleo. Los productores e importadores de combustible renovable generan un número de identificación renovable por cada galón de combustible renovable. Las refinerías y los importadores deben adquirir estos números para mostrar el cumplimiento de los estándares. La EPA investiga y toma medidas de implementación de la ley contra cualquier persona que genere, transfiera y use números de identificación renovable no válidos.
  • La EPA, con la conformidad del Departamento de Energía de los EE. UU., tiene autoridad para no exigir los requisitos sobre combustibles y aditivos de los combustibles temporalmente, en caso de una emergencia en la que haya problemas serios con el suministro de combustible. Esto ayuda a garantizar que haya suficiente cantidad de combustible disponible, especialmente para los vehículos de emergencia. En dichas circunstancias, la EPA trabaja en estrecha colaboración con entidades estatales y federales para determinar un acatamiento adecuado.

Buques oceánicos y grandes barcos. La CAA regula los motores para embarcaciones de ignición por compresión (también llamados motores diésel) nuevos o usados con bandera de los EE. UU., los buques que tengan dichos motores, las emisiones de dichos motores, así como el contenido de sulfuro del combustible para uso marítimo. La estrategia de la EPA para reducir las emisiones de todos los barcos que afectan la calidad del aire de los EE. UU. consiste en aplicar las normas de la CAA, así como también implementar y hacer cumplir las normas internacionales para motores para embarcaciones y su combustible, establecidas en el Anexo VI del Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (tratado conocido como MARPOL) bajo la autoridad de la Ley de Prevención de la Contaminación Proveniente de Buques (APPS).