EPA en español

Lo que usted puede hacer: En su patio

Cuidado del césped:

  • Aplique fertilizantes solo si es necesario y solo la cantidad recomendada.
  • No aplique fertilizantes si los días posteriores serán ventosos o lluviosos.
  • Aplique los fertilizantes lo más cerca posible del periodo de mayor absorción y crecimiento del pasto y las plantas. En general, este periodo es en primavera y otoño en climas fríos, y a principio y fines del verano en climas cálidos.
  • Evite aplicar fertilizantes cerca de vías fluviales.
  • No riegue el jardín o el patio en exceso. Use una manguera de remojo, una manguera porosa que libera agua directamente al suelo. Esto podría reducir el exceso de riego, que barre los fertilizantes que deberían enriquecer los jardines y patios.
  • Rellene los aplicadores de fertilizante en una superficie dura para que cualquier derrame pueda limpiarse con facilidad.
  • Almacene los fertilizantes que no utilizó y deseche los envases vacíos de manera adecuada.
  • Ocúpese del mantenimiento de cortadoras de césped, quitanieves, motosierras, aspiradoras para hojas y otras máquinas eléctricas similares para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno.

Cuidado del jardín:

  • Arme un jardín de lluvia con plantas nativas, arbustos y árboles. Esto disminuirá la cantidad de fertilizante necesaria y brindará una vía para que la tierra absorba el agua.
  • Instale un barril de lluvia para recolectar agua de lluvia, que luego podrá utilizar para lavar su vehículo o regar.
  • Utilice procesos naturales para tratar la escorrentía de agua de tormenta y reducir el impacto de las superficies impermeables en la calidad del agua.
  • Aplique un pavimento permeable en los senderos y zonas de poco tráfico para permitir que el agua se absorba en la tierra.
  • Instale un techo ecológico en su hogar o comercio.
  • Adopte las mejores prácticas, como pantanos con pasto, franjas filtradoras o franjas de amortiguamiento, en su propiedad para controlar y almacenar temporalmente la escorrentía de agua de tormenta.
  • Utilice los desperdicios del patio, como restos de césped y hojas, para hacer mantillo o abono. Si esta no es una opción, deseche los restos de césped y hojas para abono comunitario en barriles o bolsas de papel cerradas para evitar que los desperdicios se desparramen en los arroyos.