Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Estamos realizando cambios en espanol.epa.gov. Si la información que está buscando no está disponible aquí, podría encontrarla en el Archivo Web de la EPA o en la captura de pantalla del sitio web de EPA del 19 de enero de 2017 (en inglés).

EPA en español

Manténgase saludable al elegir pescado y mariscos de manera inteligente

Información sobre el consumo de pescado y mariscos

Los pescados y mariscos son una parte importante de una dieta saludable. Son una fuente de proteínas de alta calidad, magras y de bajas calorías. Contienen nutrientes esenciales y ácidos grasos omega-3, y tienen pocas grasas saturadas.

Una dieta bien equilibrada que incluya una variedad de pescados y mariscos puede contribuir a la salud cardíaca y a un buen crecimiento y desarrollo en los niños.

Sin embargo, algunos pescados y mariscos pueden contener sustancias químicas que presenten un riesgo para la salud. Cuando los niveles de contaminantes no son seguros, se recomienda limitar o evitar el consumo de ciertas especies de pescado y mariscos capturados en ciertos lugares.

Algunos mariscos (por ejemplo, las almejas y las ostras) también pueden acumular microorganismos causantes de enfermedades, como bacterias y virus, que podrían presentar un riesgo de salud para los consumidores. Estos riesgos a menudo se gestionan limitando o impidiendo la pesca de mariscos de aguas contaminadas.

¿Qué es una recomendación sobre el consumo de pescado?

Una recomendación sobre el consumo de pescado es una advertencia de limitar o evitar comer ciertas especies de pescados o mariscos que hayan sido pescados en ciertos cuerpos de agua específicos o en ciertos tipos de cuerpos de agua (por ejemplo, lagos, ríos o aguas costeras) debido a la contaminación de sustancias químicas.

Las recomendaciones pueden emitirse para el público en general o para grupos específicos de personas en riesgo, como:

  • Personas que comen mucho pescado
  • Ancianos
  • Embarazadas
  • Madres lactantes
  • Niños

Una recomendación para un cuerpo de agua o tipo de cuerpo de agua específico puede abarcar más de una especie de peces afectada o más de un contaminante químico.

Los 50 estados y algunos territorios y tribus de los EE. UU. cuentan con recomendaciones de consumo para proteger a las personas contra los posibles riesgos de salud de comer pescado contaminado capturado en aguas locales.

¿Debería preocuparme por el consumo de pescados y mariscos?

Para la mayoría de las personas, el riesgo de comer pescados y mariscos contaminados no implica un problema de salud. Sin embargo, algunos grupos más sensibles, como las embarazadas, los niños y los ancianos, están expuestos a un mayor riesgo de salud que otros. Además, algunas personas están en mayor riesgo simplemente porque comen mucho más pescado que otras.

¿Qué está haciendo la EPA para protegerlo de los pescados y mariscos contaminados?

La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) colabora con los estados, territorios, tribus, agencias federales y otras organizaciones para recopilar y estudiar datos sobre los tejidos de pescados e informar sobre el desarrollo de recomendaciones y pautas para el consumo seguro de pescados y mariscos en sus cuerpos de agua locales. La EPA alienta a los estados, territorios y tribus a emitir pautas de consumo seguro para que las personas sepan qué pescados pueden comer sin problemas, y fomentar el consumo de pescados y mariscos como parte de una dieta saludable.

La EPA también trabaja con los estados, territorios, tribus, agencias federales y otras organizaciones para reducir los contaminantes en el medioambiente y brindar hábitats acuáticos saludables para los peces y mariscos.

Cómo elegir pescado y mariscos de manera inteligente

La EPA trabaja para ofrecer información con el objeto de alentar a los consumidores a tomar buenas decisiones sobre qué pescado comer como parte de una dieta saludable. La EPA también mantiene una base de datos nacional sobre recomendaciones de pescados emitida por estados.

El folleto de la EPA, “¿Debería comer el pescado que pesco?” brinda consejos prácticos sobre los tipos de pescados locales que pesca para comer, así como la limpieza y la cocción de los pescados que pesca para reducir la exposición a contaminantes químicos. Al seguir estas recomendaciones del folleto, usted y su familia pueden disfrutar los beneficios de comer el pescado que capturó. hombre pescando

La EPA y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) trabajan en conjunto para actualizar periódicamente sus recomendaciones nacionales sobre el consumo de pescados y mariscos, que están destinadas a las embarazadas, las mujeres que podrían quedar embarazadas, las madres lactantes y los niños. Las agencias han concluido que estas personas deben comer más pescado con bajo nivel de mercurio para obtener importantes beneficios en la salud y el desarrollo.

Otras agencias, como la FDA y el Servicio Nacional de Pesca Marítima de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), se centran en la acuicultura y la administración de las pescaderías comerciales. La FDA ha desarrollado consejos básicos de seguridad alimentaria sobre la compra, preparación y almacenamiento de pescados y mariscos.