EPA en español

PFOA y PFOS - PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Qué es una recomendación sanitaria?

Las recomendaciones sanitarias proporcionan información sobre los contaminantes que hay o se prevé que pueda haber en el agua potable y que pueden producir efectos en la salud humana. Las recomendaciones sanitarias de la EPA no son reglamentarias ni exigibles por ley; solo proporcionan información a los organismos estatales y a otros funcionarios de salud pública sobre los efectos en la salud, metodologías analíticas y tecnologías de tratamiento asociados con la contaminación del agua potable. El nivel de recomendación sanitaria de la EPA en cuanto al ácido perfluorooctanoico y al sulfonato de perfluorooctano (PFOA y PFOS, respectivamente, por sus siglas en inglés) ofrece un margen de protección para todos los estadounidenses contra los efectos adversos en la salud que podría provocar toda una vida de exposición a PFOA y PFOS en el agua potable.

¿Qué efectos en la salud son la base para las recomendaciones sanitarias?

Las recomendaciones sanitarias de la EPA se basan en los mejores estudios disponibles revisados por colegas sobre los efectos del PFOA y el PFOS en animales de laboratorio (ratas y ratones), así como en estudios epidemiológicos de poblaciones humanas que han sido expuestas a sustancias perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés).  Estos estudios indican que la exposición a PFOA y PFOS por encima de ciertos niveles puede resultar en efectos adversos para la salud, incluidos efectos en el desarrollo del feto durante el embarazo, o en los bebés que son amamantados (por ejemplo, bajo peso al nacer, pubertad acelerada, variaciones esqueléticas), cáncer (por ejemplo, testicular y renal), efectos en el hígado (como daño a los tejidos), efectos inmunológicos (como la producción de anticuerpos e inmunidad), efectos en la tiroides y otros efectos (como cambios en el colesterol).

Para obtener más información sobre los estudios en los que se basan las recomendaciones de salud, consulte los Documentos de respaldo de la EPA sobre efectos en la salud del PFOA y el PFOS, que se encuentran dentro de la “Información técnica” en https://www.epa.gov/ground-water-and-drinking-water/drinking-water-health-advisories-pfoa-and-pfos.

¿Va a establecer la EPA un estándar nacional de agua potable en relación al PFOA y al PFOS?

La EPA está evaluando el PFOA y el PFOS como contaminantes del agua potable, de acuerdo con el proceso requerido por la Ley de Agua Potable Segura (SDWA, por sus siglas en inglés). Para regular un contaminante conforme a la SDWA, la EPA debe comprobar que:  (1) este puede tener efectos adversos en la salud; (2) ocurre con frecuencia (o existe una probabilidad sustancial de que ocurra con frecuencia) a niveles preocupantes para la salud pública; y (3) existe una oportunidad significativa de reducir los riesgos para la salud de las personas que utilizan los sistemas de agua públicos.

En 2012, la EPA incluyó el PFOA y el PFOS entre los contaminantes que se deben monitorear en los sistemas de agua, conforme a la tercera Regla de monitoreo de contaminantes no regulados (UCMR 3, por sus siglas en inglés). Los resultados de esta iniciativa de monitoreo pueden encontrarse en la Base de datos de ocurrencia nacional contaminante (NCOD, por sus siglas en inglés) (https://www.epa.gov/dwucmr/occurrence-data-unregulated-contaminant-monitoring-rule#3).  La EPA actualiza la información aproximadamente en forma trimestral.  De acuerdo con la SDWA, la EPA considerará los datos de ocurrencia de la UCMR 3, junto con las evaluaciones de efectos en la salud revisadas por colegas que respaldan las Recomendaciones sanitarias sobre el PFOA y el PFOS, para llegar a una determinación reglamentaria sobre si corresponde o no iniciar el proceso para desarrollar una Reglamentación nacional primaria para agua potable.

Además, la EPA planea comenzar una iniciativa aparte para determinar el rango de sustancias perfluoroalquiladas (PFAS; el grupo de productos químicos de los cuales forman parte el PFOA y el PFOS) para el cual se requiere una evaluación del Sistema integrado de información de riesgos (IRIS, por sus siglas en inglés). El Programa IRIS identifica y caracteriza los peligros para la salud de los productos químicos que se encuentran en el ambiente.  Las evaluaciones de IRIS informan sobre los dos primeros pasos del proceso de evaluación de riesgos: la identificación del peligro y la dosis-respuesta. Como se indicó en la Agenda multianual de IRIS 2015, el Programa IRIS trabajará con otras oficinas de la EPA para determinar el rango de compuestos de PFAS y el alcance de la evaluación requerido para responder a las necesidades de la Agencia. Para conocer más sobre esta iniciativa, consulte https://www.epa.gov/iris/iris-agenda.

¿Debería preocuparme por otras sustancias perfluoroalquiladas (PFAS) en el agua potable?

Estas recomendaciones sanitarias son específicamente para el PFOA y el PFOS, y no se aplican a otras sustancias perfluoroalquiladas (PFAS).  La Agencia sigue recopilando información sobre otras PFAS. Además de monitorear la presencia de PFOA y PFOS conforme a la tercera Regla de monitoreo de contaminantes no regulados (UCMR 3) de la EPA, los sistemas también monitorearon otras cuatro PFAS.  Los resultados de esta iniciativa de monitoreo pueden encontrarse en la Base de datos de ocurrencia nacional contaminante (NCOD). La EPA actualiza la información aproximadamente en forma trimestral. La última actualización refleja los resultados recibidos hasta el 1 de abril de 2016. La EPA espera que el conjunto de datos de la UCMR 3 esté disponible a mediados de 2016. Visite la NCOD aquí: https://www.epa.gov/dwucmr/national-contaminant-occurrence-database-ncod

¿Cómo puedo averiguar si hay niveles elevados de PFOA/PFOS en mi suministro de agua potable?

Los clientes que utilizan un sistema de agua público pueden contactar a su proveedor de agua local y pedirle información sobre el PFOA y el PFOS en su agua potable, y se los alienta a solicitar una copia de su Informe de confianza al consumidor. Este informe indica los niveles de contaminantes que se han detectado en el agua, incluidos los solicitados por la EPA, y si el sistema cumple con los estándares de agua potable, tanto estatales como de la EPA. Si le preocupa la posibilidad de que haya PFOA/PFOS en su agua potable y usted la adquiere a través de un pozo privado, la EPA recomienda hacer analizar su agua potable. Además, la EPA recomienda que los residentes se acerquen al departamento de salud pública de su localidad para obtener más información.

El Informe de confianza al consumidor más reciente puede obtenerlo de su servicio público de agua potable, visitando su sitio web o contactándolos para solicitar una copia. Algunos sistemas de agua públicos suben su Informe de confianza al consumidor al sitio web de la EPA en: http://www.epa.gov/ccr. Para obtener información sobre los pozos privados, visite: http://www.epa.gov/privatewells.

Además, si su sistema de agua público participó en la recopilación de datos de monitoreo para la UCMR 3, puede encontrar información sobre su sistema en: https://www.epa.gov/dwucmr/occurrence-data-unregulated-contaminant-monitoring-rule#3

Vivo en una comunidad con niveles de PFOS/PFOA elevados. ¿A quién debo llamar para obtener más información sobre qué está haciendo mi empresa de servicios públicos para solucionar el problema?

Comuníquese con su proveedor de agua local para averiguar más sobre el PFOA y el PFOS en su agua potable.  Si no sabe quién es su proveedor de agua local, busque dicha información en su última factura de agua. 

Obtengo mi agua de grifo de un pozo privado. ¿Cómo puedo averiguar si hay PFOA y PFOS en mi agua?

Si le preocupa la posibilidad de que haya PFOA/PFOS en su agua potable y usted la adquiere a través de un pozo privado, la EPA recomienda hacer analizar su agua potable. Para determinar si su agua contiene productos químicos perfluorados, se necesita un análisis de laboratorio. Los laboratorios de análisis calificados pueden analizar una muestra de su agua para determinar si contiene dichos productos químicos y en qué concentraciones. En algunos lugares, los reguladores o fabricantes de PFOA/PFOS han establecido programas para medir los productos químicos perfluorados en el agua subterránea. Su departamento de agua o de salud local, o su sistema de agua potable, deberían saber si existe un programa de este tipo en su zona.  Además, la EPA recomienda que los residentes se comuniquen con su departamento de salud pública local o estatal, que seguramente podrá ofrecerles apoyo para realizar el análisis o para buscar dicho apoyo de quien corresponda. Si no se ha establecido ningún programa o si no hay apoyo disponible en su zona, puede pagar para realizar un análisis independiente en un laboratorio de análisis calificado (el costo típico es varios cientos de dólares por muestra).

Para obtener información en inglés sobre los pozos privados, visite: http://www.epa.gov/privatewells.

¿Son los niveles de las recomendaciones sanitarias adecuados para todos los niños (independientemente de su edad)?

Sí, los niveles de la recomendación sanitaria de 70 partes por billón ofrecen un margen de protección para los niños, independientemente de su edad.  Estos niveles se basan en los efectos en el desarrollo que se producen en un feto o un bebé que se alimenta con leche materna, por exposiciones que ocurren durante el embarazo y la lactancia (amamantamiento), y también resultan inocuos en una exposición de por vida a agua potable con estos niveles, en relación a todos los demás efectos en la salud (no cancerígenos y cancerígenos).                                                                         

Mi agua contiene PFOA/PFOS en niveles superiores a los de las recomendaciones sanitarias. ¿Debería preocuparme por mi salud?
Si le preocupan los posibles efectos en la salud de la exposición a PFOA y/o a PFOS por encima de los niveles de las recomendaciones sanitarias, comuníquese con su médico o profesional de atención médica.

¿Puede una persona beber agua del grifo que contenga PFOA o PFOS a o por debajo de los niveles de las recomendaciones sanitarias durante toda su vida y no esperar efectos adversos en la salud a raíz de estos productos químicos?
Este nivel de la recomendación sanitaria ofrece un margen de protección para todos los estadounidenses contra los efectos adversos en la salud que podría provocar toda una vida de exposición a PFOA y PFOS en el agua potable.

¿Puedo eliminar el PFOA y/o el PFOS del agua haciéndola hervir?

No; calentar o hervir el agua no elimina el PFOA ni el PFOS. Sin embargo, existen medidas que pueden tomar usted y su sistema de agua potable para limitar su exposición.

En algunos casos, los sistemas de agua potable pueden reducir las concentraciones de sustancias perfluoroalquiladas, incluidos el PFOA y el PFOS, cerrando los pozos contaminados o cambiando los índices de mezcla de fuentes de agua. O también, los sistemas de agua públicos pueden tratar el agua de las fuentes con carbón activado o con sistemas de membranas de alta presión (por ejemplo, ósmosis inversa) para eliminar el PFOA y el PFOS del agua potable.  Estos sistemas de tratamiento son utilizados por algunos sistemas de agua públicos en la actualidad, pero deben estar cuidadosamente diseñados y mantenidos para garantizar su eficacia en el tratamiento del PFOA y el PFOS.  En algunas comunidades, las entidades han proporcionado agua embotellada a los consumidores mientras completaban los pasos para reducir o eliminar el PFOA o el PFOS del agua potable, o para establecer una nueva fuente de agua.

Las unidades de tratamiento del agua potable en el hogar generalmente están certificadas por organizaciones de terceros independientes, de acuerdo con los estándares del Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI, por sus siglas en inglés), para verificar sus reclamos de eliminación de contaminantes. Algunos de los filtros para el hogar eliminan las impurezas usando carbón activado y ósmosis inversa, que son las mismas tecnologías que utilizan los sistemas de suministro de agua públicos para eliminar el PFOA y el PFOS.  Sin embargo, actualmente no existen protocolos del ANSI para analizar los sistemas de tratamiento en el hogar y verificar que estos dispositivos efectivamente eliminan el PFOA y el PFOS, o con qué frecuencia deberían cambiarse los filtros para mantener la eficacia de los dispositivos. Actualmente, NSF International está desarrollando dichos protocolos.

¿Cómo hace una empresa de servicios públicos para reducir/eliminar el PFOA/PFOS del agua?

Hay varias opciones disponibles para que los sistemas de agua potable disminuyan las concentraciones de PFOA y PFOS en el suministro de agua potable.  En algunos casos, los sistemas de agua potable pueden reducir las concentraciones de sustancias perfluoroalquiladas, incluidos el PFOA y el PFOS, cerrando los pozos contaminados o cambiando los índices de mezcla de fuentes de agua. O también, los sistemas de agua públicos pueden tratar el agua de las fuentes con carbón activado o con sistemas de membranas de alta presión (por ejemplo, ósmosis inversa) para eliminar el PFOA y el PFOS del agua potable.  Estos sistemas de tratamiento son utilizados por algunos sistemas de agua públicos en la actualidad, pero deben estar cuidadosamente diseñados y mantenidos para garantizar su eficacia en el tratamiento del PFOA y el PFOS.  En algunas comunidades, las entidades han proporcionado agua embotellada a los consumidores mientras completaban los pasos para reducir o eliminar el PFOA o el PFOS del agua potable, o para establecer una nueva fuente de agua.

Las unidades de tratamiento del agua potable en el hogar generalmente están certificadas por organizaciones de terceros independientes, de acuerdo con los estándares del Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI, por sus siglas en inglés), para verificar sus reclamos de eliminación de contaminantes. Algunos de los filtros para el hogar eliminan las impurezas usando carbón activado y ósmosis inversa, que son las mismas tecnologías que utilizan los sistemas de suministro de agua públicos para eliminar el PFOA y el PFOS.  Sin embargo, actualmente no existen protocolos del ANSI para analizar los sistemas de tratamiento en el hogar y verificar que estos dispositivos efectivamente eliminan el PFOA y el PFOS, o con qué frecuencia deberían cambiarse los filtros para mantener la eficacia de los dispositivos. Actualmente, NSF International está desarrollando dichos protocolos.

¿Los sistemas con altos niveles de PFOA/PFOS deben actuar inmediatamente tratando el agua o proporcionando agua embotellada?
Las acciones recomendadas por la EPA para los sistemas de agua potable son las siguientes:

Pasos para evaluar la contaminación

Si los resultados de las muestras de agua confirman que el agua potable contiene PFOA y PFOS en concentraciones individuales o combinadas superiores a 70 partes por billón, la EPA recomienda que los sistemas de agua tomen rápidamente muestras adicionales para evaluar el nivel, el alcance y dónde se encuentra la fuente de contaminación, para informar los próximos pasos.

Pasos para informar

Si los resultados de las muestras de agua confirman que el agua potable contiene PFOA y PFOS en concentraciones individuales o combinadas superiores a 70 partes por billón, los sistemas de agua deben notificar sin demora a su Agencia estatal de seguridad del agua potable (o a la EPA en las jurisdicciones donde la EPA es la principal agencia de seguridad del agua potable) y consultar con la agencia pertinente cuál es el mejor método para tomar muestras adicionales.

Los sistemas de agua potable y los funcionarios de salud pública también deben informar sin demora a los consumidores sobre los niveles de PFOA y PFOS en su agua potable. Este aviso debe incluir información específica sobre los riesgos para el feto durante el embarazo y para los bebés que se alimentan con leche materna o de fórmula, de la exposición a agua potable con una concentración individual o combinada de PFOA y PFOS superior al nivel de las recomendaciones sanitarias de la EPA de 70 partes por billón. El aviso también debe identificar las opciones que pueden considerar los consumidores para reducir el riesgo, como buscar una fuente de agua potable alternativa o, en el caso de los padres que dan leche de fórmula a sus bebés, utilizar una fórmula que no requiera el agregado de agua.

Pasos para limitar la exposición

Hay varias opciones disponibles para que los sistemas de agua potable disminuyan las concentraciones de PFOA y PFOS en el suministro de agua potable.  En algunos casos, los sistemas de agua potable pueden reducir las concentraciones de sustancias perfluoroalquiladas, incluidos el PFOA y el PFOS, cerrando los pozos contaminados o cambiando los índices de mezcla de fuentes de agua. O también, los sistemas de agua públicos pueden tratar el agua de las fuentes con carbón activado o con sistemas de membranas de alta presión (por ejemplo, ósmosis inversa) para eliminar el PFOA y el PFOS del agua potable.  Estos sistemas de tratamiento son utilizados por algunos sistemas de agua públicos en la actualidad, pero deben estar cuidadosamente diseñados y mantenidos para garantizar su eficacia en el tratamiento del PFOA y el PFOS.  En algunas comunidades, las entidades han proporcionado agua embotellada a los consumidores mientras completaban los pasos para reducir o eliminar el PFOA o el PFOS del agua potable, o para establecer una nueva fuente de agua.

Las unidades de tratamiento del agua potable en el hogar generalmente están certificadas por organizaciones de terceros independientes, de acuerdo con los estándares del Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI, por sus siglas en inglés), para verificar sus reclamos de eliminación de contaminantes. Algunos de los filtros para el hogar eliminan las impurezas usando carbón activado y ósmosis inversa, que son las mismas tecnologías que utilizan los sistemas de suministro de agua públicos para eliminar el PFOA y el PFOS.  Sin embargo, actualmente no existen protocolos del ANSI para analizar los sistemas de tratamiento en el hogar y verificar que estos dispositivos efectivamente eliminan el PFOA y el PFOS, o con qué frecuencia deberían cambiarse los filtros para mantener la eficacia de los dispositivos. Actualmente, NSF International está desarrollando dichos protocolos.

Además del agua potable, ¿por qué otro medio pueden las personas estar expuestas a PFOA/PFOS?

Los productos químicos PFOA y PFOS se utilizaban ampliamente para fabricar alfombras, ropa, telas para mobiliario, envases de papel para los alimentos y otros materiales que son resistentes al agua, la grasa y las manchas.  También se utilizaban para la extinción de incendios en campos de aviación, así como en numerosos procesos industriales. 

Muchas personas han sido expuestas a estos productos químicos a través de los productos de consumo, pero el agua potable puede ser una fuente adicional de exposición en las comunidades donde estos productos han contaminado los suministros de agua. 

Entre los años 2000 y 2002, la producción de PFOS fue eliminada gradual y voluntariamente en los EE. UU. por su principal fabricante. En 2006, ocho empresas principales acordaron eliminar gradualmente su producción global de PFOA y productos químicos relacionados con el PFOA, si bien aún continúan algunos usos limitados. Los científicos han encontrado PFOA y PFOS en la sangre de casi todas las personas que analizaron pero estos estudios muestran que los niveles de ambas sustancias en la sangre han estado disminuyendo.