¿Qué es un repelente de insectos?

¿Sabía que los repelentes de insectos son pesticidas? Según la ley de pesticidas, estos productos son cualquier sustancia o mezcla de sustancias destinadas a lo siguiente:

  • prevenir;
  • eliminar;
  • repeler;
  • mitigar cualquier peste. (Mitigar significa reducir el efecto de algo).

​Algunas veces, las personas creen que el término pesticida o plaguicida se refiere solamente a algo que mata insectos, pero un “pesticida” es un término amplio e incluye productos que no matan nada, como los repelentes de insectos. Los productos etiquetados como repelentes no están diseñados para eliminar las plagas. Por ejemplo, en el caso de los repelentes que se aplican en la piel, el producto hace que las personas sean menos atractivas para las plagas o pestes.

Tipos de repelentes de insectos

En general, los repelentes de insectos que se aplican en la piel son en lo que pensamos cuando queremos evitar las picaduras de insectos. Son los que tienen los beneficios más amplios porque no se eliminan a pesar de los movimientos de la persona. Otros tipos de repelentes que la EPA registra son:

  • Productos que se enganchan, que tienen una almohadilla con repelente y un ventilador u otro mecanismo que dispersa el repelente cerca de su cuerpo.
  • Faroles, que usan un mecanismo de calentamiento para dispersar el repelente en el área.
  • Difusores de mesa.
  • Velas y espirales.

Para estar registrados en la EPA, estos productos deben tener datos de seguridad y efectividad, que la EPA evalúa antes de permitir que estén en el mercado.

Hay otros productos en el mercado, como dispositivos que se basan en ondas de sonido, que no están registrados por la EPA; en consecuencia, no hay datos disponibles sobre la seguridad y la efectividad. No obstante, se rigen por determinados requisitos reglamentarios para “dispositivos”. Lea más acerca de la reglamentación de estos dispositivos  (en inglés).

Para obtener más información: