Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Estamos realizando cambios en espanol.epa.gov. Si la información que está buscando no está disponible aquí, podría encontrarla en el Archivo Web de la EPA o en la captura de pantalla del sitio web de EPA del 19 de enero de 2017 (en inglés).

EPA en español

Cómo puede afectar la salud el humo de los incendios

Versión en inglés 

Actualizado en enero de 2017.

Puede que el humo huela bien, pero no es bueno

A pesar de que no todo el mundo tiene la misma sensibilidad al humo de los incendios forestales, es buena idea evitar respirarlo, si se puede. Y cuando el humo es pesado, como el que se produce en las proximidades de un incendio forestal, es dañino para cualquiera.

El humo está hecho de una compleja mezcla de gases y partículas finas que se producen cuando se queman la leña y otros materiales orgánicos. La mayor amenaza para la salud por parte del humo proviene de las partículas finas. Estas partículas microscópicas pueden penetrar profundo en los pulmones. Pueden provocar una serie de problemas de salud, desde irritación en los ojos y goteo nasal, hasta enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas. La exposición a la contaminación por partículas incluso se relaciona con la muerte prematura.

Algunas personas corren mayores riesgos

Es especialmente importante que preste atención a los informes locales sobre la calidad del aire durante un incendio si:

  • es una persona que padece una enfermedad cardíaca o pulmonar, como insuficiencia cardíaca, angina de pecho, enfermedad cardíaca isquémica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema o asma.
  • es un adulto mayor, que es más propenso a padecer enfermedades cardíacas o pulmonares que las personas más jóvenes.
  • usted cuida de niños, incluidos los adolescentes, debido a que sus sistemas respiratorios todavía están en desarrollo, respiran más aire (y contaminación aérea) por kilo de peso corporal que los adultos, son más propensos a tener actividades al aire libre, y a padecer asma.
  • tiene diabetes, ya que es más propenso a padecer enfermedad cardiovascular subyacente.
  • está embarazada, debido a que pueden existir potenciales efectos sobre la salud tanto para usted como para el feto en crecimiento.

Cómo darse cuenta de que el humo está afectándolo

Las altas concentraciones de humo pueden desencadenar una serie de síntomas.

  • Cualquiera puede experimentar ardor en los ojos, goteo nasal, tos, flema, sibilancia y dificultad para respirar.
  • Si padece enfermedad cardíaca o pulmonar, el humo puede empeorar los síntomas.
    • Las personas con enfermedades cardíacas pueden experimentar dolor en el pecho, palpitaciones, falta de aire o fatiga.
    • Las personas con enfermedades pulmonares puede que no puedan respirar tan profunda o vigorosamente como de costumbre y pueden experimentar síntomas como tos, flema, molestia en el pecho, sibilancia y dificultad para respirar.

Inicio de la página

¡Protéjase!

Es importante limitar la exposición al humo, en especial si posee mayor riesgo a los efectos relacionados con las partículas. Aquí podrá ver algunos pasos a seguir para proteger la salud:

Prepárese para la temporada de incendios si vive en un área propensa a ellos

Si padece enfermedad cardíaca, vascular o pulmonar, que incluye asma, hable con su médico antes de la temporada de incendios para planificar. Analice cuándo irse del área, cuántos medicamentos tener a mano, y si sufre de asma cuál es el plan de acción.

Tenga a disposición provisiones no perecederas para varios días que no requieran cocinarse. Cocinar, en especial freír y asar, puede incrementar los niveles de contaminación interiores.

Contemple la posibilidad de comprar un filtro de aire. Algunos filtros de aire de ambientes pueden ayudar a reducir los niveles de partículas interiores, siempre y cuando sean del tipo y tamaño correctos para la habitación, como especifica el fabricante. Si elige comprar un filtro de aire, no espere hasta que ocurra un incendio, tome la decisión de antemano. Nota: No utilice un filtro de aire que genere ozono. Ya que solo generaría más contaminación en su hogar.

Tenga a mano máscaras N-95 o P-100, y aprenda a utilizarlas correctamente. (1 pg., 650 KB, acerca de PDF Salida y denegación) Se venden en muchas ferreterías y tiendas de reparación del hogar, y en línea.

Inicio de la página


Durante un incendio

Preste atención a los informes locales sobre la calidad del aire. A medida que el humo empeora, aumenta la concentración de partículas en el aire, y también deberían aumentar los cuidados para protegerse. Los informes sobre la calidad del aire se encuentran disponibles a través de la prensa local, de su organismo aéreo local o en airnow.gov (en inglés)

Utilice el sentido común para guiar sus actividades. Aunque no tenga un control en su área, si parece o huele como si afuera hubiera humo, probablemente no sea adecuado cortar el césped o ir a correr. Y seguramente no sea un buen momento para que los niños, en especial aquellos que padecen asma, sean muy activos al aire libre o activos al aire libre durante largos períodos de tiempo. Si es activo al aire libre, preste atención a los síntomas. Los síntomas son un indicador de que necesita reducir la exposición.

¡Las máscaras contra el polvo no son suficientes! Las máscaras de papel contra el “polvo” o las mascarillas quirúrgicas no protegerán sus pulmones de las partículas finas que se encuentran en el humo de los incendios forestales. Las bufandas o bandanas (húmedas o secas) tampoco ayudarán. Las máscaras contra partículas, conocidas como respiradores N-95 o P-100, ayudarán, pero deben calzar bien y utilizarse de manera correcta, se venden en muchas ferreterías y tiendas de reparación del hogar, y en línea.

Si se aconseja permanecer adentro, tome medidas para mantener el aire interior tan limpio como sea posible. Mantenga las ventanas y puertas cerradas, a menos que esté extremadamente caluroso afuera. Si tiene aire acondicionado, enciéndalo. Mantenga el filtro limpio para evitar traer más humo adentro. Abra las ventanas para ventilar la casa cuando mejore la calidad el aire. Nota: Si no tiene aire acondicionado, quedarse adentro con las ventanas cerradas puede ser peligroso en condiciones extremas de calor. En estos casos, busque un refugio alternativo, como la casa de algún familiar o un refugio con aire más limpio.

Ayude a mantener los niveles de partículas en el interior más bajos. Cuando el humo es pesado durante un tiempo prolongado, las partículas finas pueden desarrollarse en el interior aunque no sea capaz de verlas. Trate de evitar utilizar objetos inflamables, como estufas a leña, a gas, hornos a gas, y hasta velas. No aspire. Ya que levanta las partículas que ya se encuentran dentro del hogar. Y no fume. Debido a que produce aún más contaminación en sus pulmones y en los pulmones de la gente que lo rodea.

Si padece asma o alguna otra enfermedad pulmonar, asegúrese de seguir las indicaciones de su médico sobre cómo tomar los medicamentos y seguir su plan de acción contra el asma. Tenga a disposición al menos un suministro para cinco días de medicación. Llame a su médico si los síntomas empeoran.

Si padece una enfermedad cardiovascular, siga las indicaciones de su médico y llame si sus síntomas empeoran. Si cree estar teniendo un infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, marque 9-1-1.

Inicio de la página

Recursos

Obtenga información sobre la calidad del aire: Si existe un incendio activo en su área, siga las noticias locales, el sitio web de airnow.gov (en inglés)  o el sitio web estatal sobre la calidad del aire para información actualizada.

Averigüe más acerca del humo y la salud: Consulte Wildfire Smoke [El humo de los incendios forestales, una guía para los funcionarios de la salud pública (en inglés) (76 pp., 1,5 MB, acerca de PDF)

Para obtener información acerca de los purificadores de aire para el hogar  (en inglés)

Para obtener una lista de los dispositivos purificadores de aire certificados (en inglés)

Vea la forma correcta de utilizar una máscara respiratoria contra partículas N-95 o P-100 (Acerca de los PDFSalida y denegación

Qué hacer antes, durante, y después de un incendio forestal  

Solo su médico puede darle indicaciones acerca de su situación específica de salud. Pero el Índice de Calidad del Aire codificado en colores de la EPA puede ayudarlo a protegerse cuando los niveles de partículas son altos. Consulte Air Quality Guide for Particle Pollution [Guía acerca de la calidad del Aire contra la contaminación por partículas] (en inglés) para ver los pasos específicos a tener en cuenta.

Inicio de la página