EPA en español

Efectos en la salud por la exposición al mercurio

El mercurio es una neurotoxina. La forma en que la salud de las personas puede verse afectada por la exposición al mercurio depende de varios factores:

  • La forma del mercurio (por ejemplo, si es metilmercurio o mercurio elemental/metálico).
  • La cantidad de mercurio a la que está expuesto.
  • La edad de la persona expuesta (los fetos son los más vulnerables).
  • La duración de la exposición.
  • La manera en que la persona está expuesta (inhalación, consumo, contacto con la piel, etc.).
  • La salud de la persona expuesta.

Los efectos de la exposición al mercurio pueden ser muy severos, sutiles o pueden no manifestarse en absoluto, eso depende de los factores mencionados arriba. Todas las personas que estén preocupadas por la exposición al mercurio pueden contactarse con:

  • su médico, y/o
  • el centro de control de intoxicaciones al 1-800-222-1222.

En esta página, podrá obtener más información sobre los efectos de salud asociados con las exposiciones más frecuentes al:

Nota sobre el mercurio y el cáncer
Hoy en día no existen datos humanos que relacionen la exposición al mercurio con el cáncer, pero los datos disponibles son limitados. Algunas formas de mercurio en muy pocas dosis han causado el crecimiento de varios tipos de tumores en ratas y ratones. Cuando la EPA publicó sus Guías sobre el cáncer (Cancer Guidelines) en 2005 en inglés, la Agencia llegó a la conclusión de que es improbable que las exposiciones ambientales al mercurio inorgánico y al metilmercurio provoquen cáncer en los seres humanos. Se encuentra disponible información técnica en inglés sobre el mercurio y el cáncer en el Volumen V del Informe de la evaluación de mercurio para el Congreso de 1997 (Volume V of the 1997 Mercury Study Report to Congress)y en los Resúmenes de evaluación de sustancias químicas del Sistema integrado de información de riesgos (IRIS Chemical Assessment Summaries) sobre el mercurio elemental (PDF) (28 páginas, 177 K, Sobre PDF; la discusión comienza en la página 15) y el metilmercurio (PDF) (44 páginas, 258 K, Sobre PDF; la discusión comienza en la página 20)

Inicio de la página


Los efectos del metilmercurio

Efectos en personas de todas las edades

Casi todas las personas tienen, por lo menos, pequeñas cantidades de metilmercurio en el cuerpo, lo que refleja lo expandido que se encuentra en el medio ambiente.  Los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) muestran que la mayoría de las personas tienen niveles de mercurio en sangre que están por debajo de los niveles asociados con posibles efectos de salud. No obstante, el metilmercurio es una neurotoxina potente.  Los posibles síntomas del envenenamiento por mercurio pueden incluir:

  • pérdida de la visión periférica,
  • sensaciones de cosquilleo, por lo general, en las manos, pies y alrededor de la boca,
  • falta de coordinación de movimientos,
  • disfunción del habla, audición y capacidad de caminar,
  • debilidad muscular.

La exposición al metilmercurio ocurre con más frecuencia a través del consumo de pescado y mariscos que contienen altos niveles de metilmercurio en sus tejidos.  Las personas preocupadas por su exposición al metilmercurio deben contactarse con su médico.

Efectos en bebés y niños

En el útero, los bebés pueden estar expuestos al metilmercurio cuando sus madres comen pescado y mariscos que contienen metilmercurio. Esta exposición puede afectar de manera negativa al crecimiento del cerebro y al sistema nervioso de los bebés sin nacer.  Estos sistemas pueden ser más vulnerables al metilmercurio de lo que son los cerebros y sistemas nerviosos de los adultos.

Las siguientes funciones pueden verse afectadas si el niño estuvo expuesto al metilmercurio mientras estaba en el útero:

  • pensamiento cognitivo,
  • memoria,
  • atención,
  • lenguaje,
  • habilidades motoras finas, y
  • habilidades visuales espaciales.

Otros recursos

Inicio de la página


Efectos del mercurio elemental (metálico)

El mercurio metálico principalmente afecta a la salud cuando se inhala como un vapor que puede absorberse hacia los pulmones.  Los síntomas de exposiciones prolongadas y/o agudas incluyen:

  • temblores,
  • cambios emocionales (como cambios de humor, irritación, nerviosismo, timidez excesiva),
  • insomnio,
  • cambios neuromusculares (como debilidad, atrofia muscular, espasmos),
  • jaquecas,
  • perturbaciones en las sensaciones,
  • cambios en las respuestas nerviosas,
  • desempeño pobre en evaluaciones de función mental.

Mayores exposiciones también pueden afectar a los riñones, causar insuficiencia respiratoria y la muerte.

Las exposiciones más frecuentes ocurren cuando el mercurio metálico se derrama, o los productos que contienen mercurio metálico se rompen, de esa manera el mercurio queda expuesto en el aire. Las personas preocupadas por su exposición al mercurio deben contactarse con su médico.

Inicio de la página


Efectos de otros compuestos de mercurio

La alta exposición al mercurio inorgánico puede causar daños en el tracto gastrointestinal, el sistema nervioso y los riñones.  Tanto el mercurio inorgánico como el orgánico son absorbidos hasta el tracto gastrointestinal y afectan a otros sistemas en el camino. 

Los síntomas de las altas exposiciones al mercurio inorgánico incluyen:

  • erupciones en la piel y dermatitis,
  • cambios de humor,
  • pérdida de memoria,
  • trastornos mentales,
  • debilidad muscular.

Algunas personas que beben agua que contiene mercurio inorgánico muy por arriba del nivel máximo de contaminante (MCL) nivel máximo de contaminante El nivel más alto de un contaminante que la EPA permite en el agua potable. Los MCL garantizan que el agua potable no ponga en riesgo la salud ni a corto ni a largo plazo. La EPA establece los MCL en niveles que son factibles, tanto económica como tecnológicamente. Algunos estados establecen MCL más estrictos que los de la EPA. por muchos años pueden sufrir daños en los riñones.  Las personas preocupadas por su exposición al mercurio inorgánico deben contactarse con su médico.

Otros recursos

Inicio de la página