Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

EPA en español

Los incendios y su salud

El humo está hecho de una compleja mezcla de gases y partículas finas que se producen cuando se queman la leña y otros materiales orgánicos. La mayor amenaza para la salud por parte del humo proviene de las partículas finas. Estas partículas microscópicas pueden llegar a los ojos y al sistema respiratorio, donde pueden causar problemas de salud, como ardor en los ojos, goteo nasal, y enfermedades, como bronquitis. Las partículas finas también pueden agravar las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas, y hasta estar ligadas a la muerte prematura de las personas con estas afecciones.

Si usted está sano, no corre riesgos importantes por la exposición al humo a corto plazo. Aun así, sería conveniente evitar inhalar humo, si puede hacerlo. Todos deberían tener en cuenta los pasos antes mencionados en caso de incendios forestales.

¿Tiene alguna pregunta?  Visite la página de Preguntas Frecuentes para obtener respuestas acerca de preguntas habituales sobre la salud y el humo de los incendios forestales.