EPA en español

Orígenes y consecuencias de la basura acuática

Water FlowingLa basura marina es frecuentemente el resultado del manejo deficiente de los desechos. La cantidad de desperdicios generada por consumidores estadounidenses continúa en tendencia alzista y se ha duplicado entre 1960 y el 2013. Cuando bienes de consumo como productos desechables de un solo uso, son desechados o manejados de manera inadecuada, esta basurra llega a los ríos, arroyos y otras vías fluviales. En fin de cuantas, estos desechos fluyen hacia nuestros océanos, donde los desperdicios se convierten en basura marina.

Los desechos, empaques y residuos eliminados de manera incorrecta que son de origen terrestre representan el 80 % de la basura acuática que se encuentra en las playas durante las limpiezas y los sondeos. 

Además, de uno a dos tercios de la basura que clasificamos en las playas consiste de empaques plásticos, desechables y de un solo uso de productos relacionados con alimentos y bebidas, y servicios (vasos, botellas, sorbetes, utensilios y mezcladores). El otro 20 % (un quinto) de los elementos que conforman la basura marina corresponden a pérdidas en el mar de descargas accidentales o intencionales de embarcaciones que circulan por los océanos y de equipos y trampas que se pierden o dejan abandonados.

Por lo general, el análisis de los desechos plásticos que están en el medio ambiente, que surgen de sondeos de la limpieza de las playas, proporciona datos que se limitan a tendencias generales y elementos grandes. A fin de obtener una evaluación precisa y significativa de los plásticos y su influencia, es necesario realizar un control a gran escala y prolongado en los países y medioambientes, que incluye el lecho marino, y de una amplia variedad de tamaños de basura.

El enfoque del programa Aguas libres de basura de la EPA está en la reducción de los tipos de productos y empaques terrestres (principalmente, elementos desechables de un solo uso) que terminan como basura marina. Por medio de la reducción del origen de los desechos, podemos disminuir enormemente la cantidad de residuos que ingresan en las vías fluviales y la basura marina.

Consecuencias de una gestión deficiente de la basura

La basura puede trasladarse por todos los ríos y océanos del mundo, y acumularse en playas y en giros oceánicos. Estos residuos dañan los hábitats físicos, transportan contaminantes químicos, amenazan la vida acuática e interfieren con el uso humano de ríos y medio ambientes fluviales, marinos y costeros. 

De toda la basura, los residuos de plástico son los que tienen el mayor potencial nocivo para el medio ambiente, la vida silvestre y los seres humanos. Se encuentran flotando en la superficie, suspendidos en columnas de agua o en el lecho de casi todas las masas de agua. Son transportados por los ríos hacia el océano donde se mueven con las corrientes y, a menudo, son comidos por aves y peces, que concentran sustancias químicas tóxicas en sus tejidos, llenan sus estómagos y les provocan que padezcan hambre. La basura plástica acuática es mucho más que solo un problema estético.

Para obtener más información sobre las consecuencias de la gestión deficiente de la basura en inglés: https://www.epa.gov/trash-free-waters/impacts-mismanaged-trash 

Inicio de la página