EPA en español

Cómo protegerse de la radiación

La radiación es parte de nuestra vida. La radiación de fondo, proveniente principalmente de minerales naturales, está a nuestro alrededor en todo momento. Afortunadamente, son muy pocas las situaciones en las que una persona común está expuesta a fuentes descontroladas de radiación por encima del nivel de fondo. No obstante, es prudente estar preparado y saber qué hacer en caso de que surja una situación de este tipo.

Una de las mejores formas de prepararse es entender los principios de tiempo, distancia y cobertura para protegerse de la radiación. En una emergencia radiológica (emisión considerable de material radiactivo al medio ambiente), podemos usar estos principios para protegernos y proteger a nuestras familias.

En esta página:

Tiempo, distancia y cobertura

Las acciones de tiempo, distancia y cobertura reducen al mínimo su exposición a la radiación, de manera muy similar a como le protegerían contra la exposición excesiva al sol:

Picture of three boxes of a man affected by radio waves.

  • Tiempo: Para las personas que están expuestas a radiación, además de la radiación de fondo natural, limitar o reducir al mínimo el tiempo de exposición disminuye la dosis que reciben de la fuente de radiación.
  • Distancia: Del mismo modo que el calor del fuego se reduce con la distancia, la dosis de radiación disminuye drásticamente si se aumenta la distancia con la fuente.
  • Cobertura: Barreras de plomo, cemento o agua protegen contra la penetración de los rayos gamma y los rayos X. Este es el motivo por el que algunos materiales radiactivos se almacenan bajo el agua o en habitaciones recubiertas de cemento o plomo, y el motivo por el que los dentistas colocan una manta de plomo sobre los pacientes a quienes se toman radiografías de su dentadura. En consecuencia, colocar una cobertura adecuada entre usted y una fuente de radiación reducirá en gran medida o eliminará la dosis que recibirá.

Emergencias por radiación

En una emisión radiológica a gran escala, como un accidente en una central nuclear o un incidente terrorista, se han puesto a prueba las siguientes recomendaciones y se ha comprobado que ofrecen el grado máximo de protección.

Si se produce una emergencia por radiación, puede tomar medidas para protegerse, proteger a sus seres queridos y a sus mascotas: Vaya a un espacio interior, permanezca en el interior y manténgase informado. Siga el consejo del personal de emergencia y de los funcionarios.

Vaya a un espacio interior

Durante una emergencia por radiación, tal vez le indiquen que entre en un edificio y se refugie durante algún tiempo.

Man running in a door.

  • Esta acción se denomina “refugio en el lugar”.
  • Diríjase al centro del edificio o un sótano, alejado de puertas y ventanas.
  • Lleve a las mascotas al interior.

Permanezca en el interior

Permanecer en el interior reducirá su exposición a la radiación.

Man standing by a dog

  • Cierre y trabe todas las puertas y ventanas.
  • Dúchese o limpie con un trapo húmedo las partes expuestas de su cuerpo.
  • Beba agua embotellada y coma alimentos envasados.

Manténgase informado

El personal de emergencias está capacitado para responder a situaciones catastróficas y tomará medidas específicas para seguridad de las personas.

Man watching TV

  • Recurra a la radio, la televisión, internet, dispositivos móviles, etc., para recibir las últimas noticias.
  • El personal de emergencias le informará a dónde ir para hacerse un examen de contaminación.

Recursos

Más información sobre cómo protegerse de la radiación: