Un sitio oficial del Gobierno de Estados Unidos.

Estamos realizando cambios en espanol.epa.gov. Si la información que está buscando no está disponible aquí, podría encontrarla en el Archivo Web de la EPA o en la captura de pantalla del sitio web de EPA del 19 de enero de 2017 (en inglés).

EPA en español

Cómo protegerse de la radiación

La radiación es parte de nuestra vida. La radiación de fondo, proveniente principalmente de los minerales naturales, está a nuestro alrededor en todo momento. Afortunadamente, son muy pocas las situaciones en las que una persona común está expuesta a fuentes descontroladas de radiación por encima del nivel de fondo. No obstante, es prudente estar preparado y saber qué hacer en caso de que surja una situación de este tipo.

Una de las mejores formas de prepararse es entender los principios de tiempo, distancia y cobertura para protegerse de la radiación. En una emergencia radiológica (emisión considerable de material radiactivo al medioambiente), podemos usar estos principios para protegernos y proteger a nuestras familias.

En esta página:

Tiempo, distancia y cobertura

Las acciones de tiempo, distancia y cobertura minimizan su exposición a la radiación, de manera muy similar a como le protegerían contra la exposición excesiva al sol:

Gráfica con instrucciones escritas sobre el tiempo, distancia y cobertura necesaria para protegerse de la radiación
  • Tiempo: para las personas que están expuestas a radiación, además de la radiación de fondo natural, limitar o reducir al mínimo el tiempo de exposición disminuye la dosis que reciben de la fuente de radiación.
  • Distancia: del mismo modo que el calor del fuego pierde intensidad cuando nos alejamos, la dosis de radiación disminuye drásticamente si se aumenta la distancia respecto de la fuente.
  • Cobertura: barreras de plomo, hormigón o agua protegen contra la penetración de los rayos gamma y los rayos X. Este es el motivo por el cual algunos materiales radiactivos se almacenan bajo el agua o en habitaciones revestidas de hormigón o de plomo, y el motivo por el cual los dentistas colocan una manta de plomo sobre los pacientes a los que les toman radiografías de la dentadura. Por consiguiente, colocar una cobertura adecuada entre usted y una fuente de radiación reducirá en gran medida o eliminará la dosis que recibirá.

Inicio de la página

Emergencias por radiación

En una emisión radiológica a gran escala, como un accidente en una central nuclear o un incidente terrorista, se han puesto a prueba las siguientes recomendaciones y se ha comprobado que ofrecen el grado máximo de protección.

Si se produce una emergencia por radiación, puede tomar medidas para protegerse, proteger a sus seres queridos y a sus mascotas: vaya a un espacio interior, quédese adentro y manténgase informado.  Siga los consejos de los rescatistas y de los funcionarios.

Vaya a un espacio interior

Grafica con el texto vaya a un espacio interiorDurante una emergencia por radiación, tal vez le indiquen que entre a un edificio y se refugie durante un tiempo.

  • Esta acción se denomina “refugio en el lugar”.
  • Diríjase al centro del edificio o a un sótano, alejado de puertas y ventanas.
  • Lleve a las mascotas al interior.

Quédese adentro

Grafica con el texto de permanecer adentroLos edificios pueden brindar una gran protección contra la radiación. Cuantas más paredes haya entre usted y el exterior, más barreras lo separarán del material radiactivo que se encuentra afuera. Entrar rápidamente a un espacio interior y permanecer adentro luego de un incidente radiológico puede limitar su exposición a la radiación y posiblemente salvarle la vida.  

  • Cierre las puertas y ventanas.
  • Tome una ducha o limpie con un trapo húmedo las partes expuestas de su cuerpo.
  • Beba agua embotellada y coma alimentos contenidos en envases sellados.

Manténgase informado

grafica con el texto mantengase informadoEl personal de emergencias está capacitado para responder a situaciones de catástrofes y tomará medidas específicas para mantener a salvo a las personas. Puede ser a través de las redes sociales, de sistemas de alerta de emergencias, de la televisión o de la radio.    

  • Obtenga la información más reciente a través de la radio, la televisión, Internet, dispositivos móviles, etc.
  • El personal de emergencias informará dónde ir para hacerse una prueba de detección de contaminación.

Si identifica o entra en contacto con una fuente radiactiva, ubique y póngase en contacto con su oficina estatal de control de la radiación

Inicio de la página

Vaya al sótano o al centro de un edificio resistente. Dado que el material radiactivo se asienta en el exterior de los edificios, lo mejor que puede hacer es mantenerse lo más alejado posible de las paredes y el techo. Quédese adentro al menos durante 24 horas hasta que los rescatistas informen que el peligro pasó y es seguro salir.

Inicio de la página

Cómo prepararse para una emergencia por radiación

Al igual que con cualquier emergencia, es importante que elabore un plan para que usted y su familia sepan cómo actuar en caso de que ocurra una emergencia real. Tome las siguientes medidas ahora para prepararse y preparar a su familia:

  • Protéjase: en caso de producirse una emergencia por radiación, vaya a un espacio interior, quédese adentro y manténgase informado. Repita este mensaje a los miembros de su familia en momentos en que no haya una emergencia para que sepan lo que deben hacer si se produce una emergencia radiológica.
  • Elabore un plan de comunicación familiar para emergencias: comparta el plan de comunicación familiar y asegúrese de que todos lo practiquen para que sepan cómo actuar en caso de emergencia. Si desea obtener más información para crear un plan, incluidas plantillas, visite la página Make A Plan” en inglés en Ready.gov/plan
  • Prepare un kit de suministros para emergencias: este kit puede usarse en una emergencia y puede incluir alimentos no perecederos, una radio a batería o a manivela, agua, una linterna, baterías, suministros de primeros auxilios y copias de su información fundamental si se requiere una evacuación. Para obtener más información sobre qué suministros incluir, visite Basic Disaster Supplies Kit” en inglés en Ready.gov/kit
  • Familiarícese con el plan para emergencias por radiación de su comunidad: consulte a los funcionarios locales, a la escuela de su hijo, a su lugar de trabajo, y a otras personas para averiguar cómo están preparados para responder a una emergencia radiológica.
  • Familiarícese con los sistemas de alerta y notificación públicos: estos sistemas se utilizan para alertar al público si se produce un incidente radiológico. Muchas comunidades cuentan con sistemas de alerta mediante mensajes de texto o de correo electrónico para difundir las notificaciones de emergencia. Para averiguar qué alertas están disponibles en su zona, haga una búsqueda en Internet con el nombre de su pueblo, ciudad o condado y la palabra “alertas”.
  • Identifique fuentes de información confiables: identifique fuentes de información confiables ahora y vuelva a consultar esas fuentes en caso de emergencia para acceder a los mensajes e instrucciones que difundan. Lamentablemente, sabemos por catástrofes y emergencias pasadas que algunas personas pueden aprovechar la oportunidad para propagar información falsa. 

Inicio de la página

Yoduro de potasio (KI)

Nunca tome yoduro de potasio (KI) ni se lo dé a otros, a menos que se lo hayan indicado específicamente el Departamento de Salud, personal encargado de la gestión de emergencias o su médico.

El yoduro de potasio se emite únicamente en situaciones en que se ha liberado yodo radiactivo al medioambiente, y solo protege la glándula tiroidea. La acción del KI consiste en llenar la glándula tiroidea de una persona con yodo estable de modo tal que el yodo radiactivo nocivo liberado no se absorba, con lo cual se reduce el riesgo de desarrollar cáncer de tiroides en el futuro.

Las preguntas y respuestas incluidas a continuación se tomaron de la página de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre el yoduro de potasio (en inglés).

¿Qué es el yoduro de potasio?

El yoduro de potasio (KI) no evita que el yodo radiactivo ingrese al organismo ni puede revertir los efectos que éste causa en la salud una vez que se ha dañado la tiroides.

El yoduro de potasio solo protege a la tiroides, no a otras partes del cuerpo, del yodo radiactivo.

El único elemento radiactivo contra el cual el yoduro de potasio protege nuestro cuerpo es el yodo radiactivo: si este no está presente, tomar yoduro de potasio no solo no brinda protección, sino que puede resultar nocivo.

La sal de mesa y los alimentos ricos en yodo no contienen esta sustancia en una cantidad suficiente como para impedir el ingreso del yodo radiactivo a la glándula tiroidea. No use a la sal de mesa o a los alimentos como sustitutos del yoduro de potasio.

¿Cómo actúa el yoduro de potasio (KI)?

La glándula tiroidea no distingue la diferencia entre yodo estable y yodo radiactivo. Absorbe ambos.

El yoduro de potasio (KI) bloquea el ingreso del yodo radiactivo a la tiroides. Cuando una persona toma KI, el yodo estable que contiene su medicación es absorbido por la tiroides. Porque el yoduro de potasio contiene tanta cantidad yodo estable, que la glándula tiroidea queda “llena” y no puede absorber más yodo —ni estable ni radiactivo— durante las siguientes 24 horas.

El yoduro de potasio no puede brindarle a una persona un 100 % de protección contra el yodo radiactivo. La protección aumenta en función de tres factores.

  • El tiempo transcurrido desde que se produjo la contaminación: cuanto antes una persona tome yoduro de potasio, más tiempo tendrá la tiroides para “llenarse” de yodo estable.
  • La absorción: la cantidad de yodo estable que llega a la tiroides depende de la rapidez con que el KI se absorba en la sangre.
  • La dosis de yodo radiactivo: minimizar la cantidad total de yodo radiactivo a la que está expuesta una persona disminuye la cantidad de yodo radiactivo nocivo que puede absorber la tiroides.

¿Con qué frecuencia se debe tomar el yoduro de potasio (KI)?

El hecho de tomar yoduro de potasio en una dosis más fuerte o más seguido de lo recomendado, no solo no garantiza una mayor protección, sino que puede causar enfermedades graves o la muerte.

Una sola dosis de yoduro de potasio (KI) protege la glándula tiroidea por 24 horas. Por lo general, una dosis única en los niveles recomendados es todo lo que se necesita para proteger la glándula tiroidea.

En algunos casos, una persona puede estar expuesta al yodo radiactivo durante más de 24 horas. Si eso ocurre, es posible que el personal de salud pública o de gestión de emergencias le indique que tome una dosis de yodo de potasio (KI) cada 24 horas durante unos días.

¿Cuáles son los efectos secundarios del yoduro de potasio (KI)?

Los efectos secundarios del yoduro de potasio (KI) pueden incluir malestar estomacal o gastrointestinal, reacciones alérgicas, sarpullido, e inflamación de las glándulas salivales.

Cuando se toma de acuerdo con las recomendaciones, el yoduro de potasio puede causar efectos adversos poco frecuentes sobre la salud en relación con la glándula tiroidea.

Estos efectos adversos poco frecuentes tienen más probabilidades de producirse si una persona:
  • toma una dosis de KI más elevada que la recomendada;
  • toma el fármaco durante varios días; o
  • tiene una enfermedad tiroidea preexistente.

Los bebés recién nacidos (de menos de un mes) que reciben más de una dosis de yoduro de potasio (KI) corren el riesgo de desarrollar una enfermedad conocida como hipotiroidismo (niveles de hormona tiroidea demasiado bajos). En caso de no tratarse, el hipotiroidismo puede provocar daño cerebral.

  • Los bebés que reciben más de una dosis de yoduro de potasio deben someterse a evaluaciones y controles médicos para determinar sus niveles de hormona tiroidea.
  • Evite repetir las dosis de yoduro de potasio a los bebés.

Inicio de la página

Recursos informativos

Más información sobre cómo protegerse de la radiación:

Inicio de la página