EPA en español

La función de la EPA para la protección contra la radiación

Picture of the front of the US EPA building

En 1970, el Congreso dio a la EPA la responsabilidad de establecer normas de aplicación general para proteger la salud humana y el medioambiente de los materiales radiactivos. Las normas de la EPA establecen límites protectores para la radioactividad en el suelo, el agua y el aire que proviene del uso humano de elementos radiactivos como el uranio. Estos elementos radiactivos emiten radiación ionizante, la cual puede provocar daños al tejido vivo y ocasionar cáncer. Información sobre los aspectos básicos de la radiación. La EPA no regula la radiación no ionizante emitida por dispositivos eléctricos como los teléfonos celulares. Ver: Recursos informativos fuera de la EPA (en inglés).

Además de establecer normas legalmente aplicables, la EPA expide documentos federales de orientación con recomendaciones sobre cómo protegerse de la radiación. La EPA redacta informes técnicos para estandarizar los métodos de evaluación de dosis y riesgos. Los organismos federales y estatales utilizan las recomendaciones federales de orientación y los informes técnicos para la elaboración de reglamentación y normativa de protección contra la radiación. La EPA ayuda también al personal de respuesta estatal y local a responder a las emergencias radiológicas.

La EPA expide normas basadas en la ciencia para limpiar lugares contaminados con material radiactivo, como los lugares del Programa Superfund (en inglés). La agencia colabora con otros organismos federales para garantizar que se utilicen métodos de investigación de los lugares y de laboratorio uniformes en todo el gobierno federal.

Ver la reglamentación y las leyes sobre radiación de la EPA

Información sobre las Pautas Federales de la EPA de protección contra la radiación (en inglés).