EPA en español

Efectos de la radiación sobre la salud

La misión del Programa de Protección contra la Radiación de la EPA es proteger la salud de las personas y el medio ambiente contra la exposición innecesaria a la radiación. En esta página encontrará información básica sobre los efectos de la radiación sobre la salud. La EPA utiliza el conocimiento científico actual de los efectos sobre la salud de la exposición a la radiación para crear normas y pautas de protección.

La radiación ionizante tiene suficiente energía como para causar cambios químicos en las células y dañarlas. Algunas células pueden morir o tornarse anormales, ya sea de forma temporal o permanente. Al dañar el material genético (ADN) de las células del cuerpo, la radiación puede producir cáncer. Afortunadamente, el cuerpo es sumamente eficiente para reparar el daño celular. El grado del daño en las células depende de la cantidad y la duración de la exposición, así como de los órganos expuestos.

La exposición a una cantidad muy grande de radiación (exposición aguda) puede provocar enfermedad o incluso la muerte en cuestión de horas o días. Dichas exposiciones agudas son sumamente inusuales.

Consulte con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. para obtener más información en inglés sobre los posibles efectos sobre la salud de la exposición a la radiación y la contaminación.

En esta página:

Exposición crónica

En general, la cantidad y la duración de la exposición a la radiación incide en la gravedad o el tipo de efecto sobre la salud. Hay dos categorías amplias de efectos sobre la salud: crónicos (a largo plazo) y agudos (a corto plazo).

La exposición crónica es exposición continua o intermitente a la radiación en un período extenso de tiempo. En la exposición crónica, hay una demora entre la exposición y el efecto observado en la salud. Estos efectos pueden incluir cáncer y otros problemas de salud, como tumores benignos, cataratas y cambios genéticos potencialmente perjudiciales.

Inicio de la página

Niveles bajos de exposición a la radiación

Los estudios científicos actuales sugieren que existe cierto riesgo de padecer cáncer causado por cualquier exposición a la radiación. Sin embargo, es muy difícil establecer si un cáncer específico fue originado por dosis de radiación muy bajas o por alguna otra cosa. Si bien los expertos tienen diversas opiniones sobre la definición exacta y los efectos de una “dosis baja”, las normas de los EE. UU. para la protección contra la radiación se basan en la premisa de que toda dosis de radiación conlleva cierto riesgo y ese riesgo aumenta directamente con la dosis. Este método para calcular el riesgo se denomina “modelo lineal sin umbral (LNT, por sus siglas en inglés)”. El riesgo de cáncer por radiación depende también de la edad, el sexo y factores como el consumo de tabaco.

Efectos agudos

Los efectos agudos sobre la salud se producen cuando grandes partes del cuerpo se exponen a una gran cantidad de radiación. Esta exposición considerable se puede producir toda al mismo tiempo o en múltiples instancias en un período breve de tiempo. Los casos de efectos agudos de fuentes ambientales son muy inusuales. Un ejemplo puede ser la manipulación accidental de una fuente de radiación industrial fuerte o sucesos extremos como explosiones nucleares. Información sobre cómo protegerse de la radiación.

Es necesaria una exposición grande a la radiación —más de 75 rad— en un período breve de tiempo para causar efectos agudos sobre la salud, como la enfermedad por radiación. (Este nivel de radiación equivaldría a una dosis de rayos X de 75.000 milirrems. Para hacer una comparación, la dosis media de una radiografía torácica de un adulto es de 4 milirrems aproximadamente. Consultar las fuentes y dosis de radiación para obtener información adicional en inglés sobre fuentes de radiación.)

Las exposiciones de entre 5 y 10 rads por lo general no tienen efectos agudos sobre la salud. Sin embargo, las exposiciones a esta gama aumentan levemente el riesgo de contraer cáncer en el futuro.

Consultar la hoja de datos de CDC: Síndrome de irradiación aguda (ARS, por sus siglas en inglés)

Inicio de la página

Vías de exposición

Entender el tipo de radiación recibida (alfa, beta, gamma, rayos X), la forma de exposición de una persona (externa o interna), y la duración de la exposición de una persona son todos importantes para calcular los efectos sobre la salud.

El riesgo de la exposición a un elemento radiactivo determinado depende de:

  • La energía de la radiación que emite.
  • Su actividad (la frecuencia con la que emite la radiación).
  • La velocidad a la que el cuerpo metaboliza y elimina los radionucleidos tras la ingestión o inhalación.
  • El lugar en el que el radionucleido se concentra en el cuerpo y cuánto tiempo permanece allí. El riesgo que la exposición a un elemento radiactivo provocará un efecto en particular en la salud también depende de si la exposición es interna o externa.
  • La exposición interna es cuando el material radiactivo ingresa al cuerpo por medio de la ingestión de un alimento, bebida, la respiración o la inyección (de ciertos procedimientos médicos). Las partículas alfa y beta presentan un riesgo serio para la salud si se inhalan o ingieren cantidades importantes. Fuera del cuerpo, las partículas alfa son demasiado grandes para penetrar la piel o una capa delgada de ropa.
  • La exposición externa (conocida también como exposición directa) es cuando la fuente radiactiva está fuera del cuerpo. Los rayos X y gamma pueden atravesar el cuerpo y depositar energía al hacerlo.

Más información sobre las partículas alfa, las partículas beta, los rayos gamma y los rayos X.

Inicio de la página

Poblaciones sensibles

Las embarazadas y los niños son especialmente sensibles a la exposición a la radiación. Las células en los niños y los fetos se dividen rápidamente, ofreciendo una mayor oportunidad de que la radiación perturbe los procesos y cause daño celular. La EPA tiene en cuenta estas diferencias de sensibilidad por edad y sexo cuando revisa las normas de protección contra la radiación.

Inicio de la página