EPA en español

Información básica sobre el plomo en el agua potable

La EPA y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) coinciden en que no se conoce un nivel de plomo en la sangre de un niño que no sea peligroso. El plomo es peligroso para la salud, especialmente en los niños.  En esta página, puede encontrar:

Información general sobre el plomo en el agua potable

¿Qué puede hacer?

Descubra cómo puede...

Requerimientos para el agua potable sobre el plomo

Cómo la EPA requiere que los estados y los sistemas públicos del agua protejan el agua potable

Información general sobre el plomo en el agua potable

Cómo el plomo se infiltra en el agua potable

El plomo puede infiltrarse en el agua potable cuando las tuberías de servicio que contienen plomo se corroen; en especial, donde el agua contiene altos niveles de acidez o poco contenido mineral que corroe las tuberías y los elementos fijos. El problema más frecuente se da con el latón o los grifos de latón cromado y los elementos fijos con soldaduras de plomo, de los cuales cantidades significativas de plomo pueden infiltrarse en el agua, en especial, en el agua caliente.

Las casas construidas antes de 1986 tienen más probablididades de tener tuberías, elementos fijos y soldaduras de plomo. La Ley de Agua Potable Segura (SDWA) redujo el contenido máximo permitido de plomo (el contenido que se considera "libre de plomo") a un promedio ponderado del 0.25 % calculado sobre las superficies mojadas de las tuberías, los accesorios de tuberías y plomería, y los elementos fijos; y del 0.2 % para soldaduras y flux.

La corrosión es la disolución o deterioro de los metales causado por una reacción química entre el agua y sus tuberías. Existe un número de factores involucrados en la infiltración del plomo en el agua, entre ellos:

  • las propiedades químicas del agua (acidez y alcalinidad) y los tipos y cantidades de minerales en el agua;
  • la cantidad de plomo con la que entra en contacto;
  • la temperatura del agua;
  • qué tan deteriorada están las tuberías;
  • la cantidad de tiempo que el agua permanece en las tuberías;
  • la presencia de capas o revestimientos protectores en el interior de los materiales de plomería.

Para abordar la corrosión y el cobre en el agua potable, la EPA emitió la Norma sobre el Plomo y el Cobre (Lead and Copper Rule [LCR]) (En Inglés) de acuerdo con lo que establece la autoridad de la SDWA. Un requerimiento de la LCR es el tratamiento de control de corrosión para evitar que el plomo y el cobre contaminen el agua potable. El tratamiento de control de corrosión significa que las instalaciones deben hacer el agua potable menos corrosiva para los materiales con los que entra en contacto en el camino hacia los grifos del consumidor. Obtenga más información sobre las reglamentaciones de la EPA para prevenir el plomo en el agua potable.

Inicio de la página

Los efectos en la salud a causa de la exposición al plomo en el agua potable

¿Existe un nivel de plomo en el agua potable que no sea peligroso?
La Ley de Agua Potable Segura requiere que la EPA determine el nivel de contaminantes en el agua potable que no causa efectos adversos en la salud con un margen adecuado de seguridad. Estos objetivos de salud no aplicables, con base únicamente en posibles riesgos para la salud, se denominan objetivos de nivel máximo de contaminante (MCLG, por sus siglas en inglés). La EPA determinó que el objetivo de nivel máximo de contaminante para el plomo en el agua potable es cero, ya que el plomo es un metal tóxico que puede dañar la salud humana, incluso en niveles de baja exposición. El plomo es persistente y puede bioacumularse en el cuerpo con el tiempo.

Los niños, bebés y fetos son los más vulnerables al plomo dado que los efectos físicos y de comportamiento del plomo se producen en menores niveles de exposición en los niños que en los adultos. Una dosis de plomo que produciría poco efecto en un adulto puede producir un efecto significativo en un niño. En los niños, los bajos niveles de exposición se han relacionado con daños en el sistema nervioso central y periférico, problemas de aprendizaje, de crecimiento, discapacidad auditiva, y problemas de formación y función de los glóbulos.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que se inicien acciones de salud pública cuando el nivel de plomo en la sangre del niño sea de 5 microgramos por decilitro (µg/dl) o más.

Es importante reconocer todas las formas en las que un niño puede estar expuesto al plomo. Están expuestos al plomo de la pintura, el polvo, la tierra, el aire y los alimentos, así como del agua potable. Si el nivel de plomo en la sangre del niño es de o está por arriba del nivel de acción de los CDC de 5 microgramos por decilitro, puede ser consecuencia de la exposición al plomo de una combinación de fuentes. La EPA estima que el agua potable puede representar el 20 % o más del total de la exposición al plomo de una persona. En los bebés que consumen en su mayoría leche hecha con agua, el agua potable puede representar del 40 % al 60 % de su exposición al plomo.

Niños

Incluso los bajos niveles de plomo en la sangre de los niños pueden causar:

  • Problemas de conducta y aprendizaje
  • Coeficiente intelectual (IQ) deficiente e hiperactividad
  • Crecimiento tardío
  • Problemas de audición
  • Anemia

Rara vez, la ingesta de plomo puede causar convulsiones, estado de coma e incluso la muerte.

Mujeres embarazadas

El plomo puede acumularse en nuestros cuerpos con el tiempo, y almacenarse en los huesos junto con el calcio. Durante el embarazo, el plomo es expulsado de los huesos como calcio materno y suele ayudar a formar los huesos del feto. Esto sucede en especial si la mujer no cuenta con suficiente calcio en su dieta. El plomo también puede cruzar la barrera placentaria, lo que expone el feto al plomo. Esto puede tener como consecuencia efectos graves en la madre y en el desarrollo de su feto, por ejemplo:

  • Crecimiento limitado del feto
  • Nacimiento prematuro

Obtenga más información sobre los efectos del plomo en el embarazo:

El plomo también puede transmitirse a través de la leche materna. Lea más acerca de la exposición al plomo de mujeres embarazadas y lactantes (PDF) (302 págs., 4.3 MB, Sobre PDF).

Adultos

El plomo también es peligroso para los adultos. Los adultos expuestos al plomo pueden sufrir de:

  • Efectos cardiovasculares, presión arterial elevada e incidencia de hipertensión.
  • Disminución de la función renal.
  • Problemas de reproducción (tanto en hombres como en mujeres).

Información relacionada

¿Puedo tomar un baño con agua contaminada con plomo?

Sí. Bañarse y ducharse es seguro para usted y sus hijos, incluso si el agua contiene plomo en cantidades superiores al nivel de acción de la EPA. La piel humana no absorbe el plomo del agua.

Esta información aplica para la mayoría de las situaciones y para la mayor parte de la población, pero las cirscunstancias individuales pueden variar. Algunas situaciones, como los casos que involucran agua altamente corrosiva, pueden requerir recomendaciones adicionales o acciones más rigurosas. Su autoridad del agua local es siempre la primera fuente para analizar e identificar la contaminación del plomo en su agua de grifo. Muchas autoridades públicas del agua tienen sitios web que incluyen datos sobre la calidad del agua potable, incluidos los resultados de análisis de plomo. Puede encontrar los enlaces a esos datos en el sitio web en inglés sobre el Informe de confianza del consumidor de la EPA

Para más información en inglés, visite el sitio web de los CDC: "Fuentes de plomo: el agua".

¿Qué puede hacer?

Saber si su agua potable contiene plomo

En primer lugar, averigüe más sobre el agua que ingresa a su hogar

La EPA solicita que todos los sistemas de agua de la comunidad preparen y entreguen un informe anual sobre la calidad del agua para sus clientes denominado Informe de confianza del consumidor (CCR) antes del 1 de julio de cada año. Contáctese con su proveedor de agua en el caso de que quisiera recibr una copia del último informe. Si el agua que usted utiliza proviene de un pozo individual o de otro suministro de agua privado, consulte con el departamento de salud o con otros proveedores de aguas cercanos que usan aguas subterráneas, para obtener información sobre contaminantes preocupantes en su zona.

Más información en inglés:

La Norma de Notificación Pública de la EPA requiere que los sistemas públicos del agua le notifiquen si hay algún problema con su agua potable.

En segundo lugar, puede hacer analizar el agua para detectar plomo

Las casas pueden tener materiales de plomería en el interior que contienen plomo. Dado que no puede ver, saborear ni oler el plomo disuelto en agua, los análisis son la única forma segura de comprobar si hay cantidades de plomo peligrosas en su agua potable. Su autoridad estatal o local del agua potable tiene a su disposición una lista de laboratorios certificados. Los análisis cuestan entre $20 y $100. Contáctese con su proveedor de agua, ya que pueden tener información de utilidad, tal como si el conector de servicio de su casa o zona es de plomo.

Puede obtener más información en nuestra página web Proteja a su familia de la exposición al plomo:

  • cuando quiera analizar su agua potable; y
  • qué hacer si los resultados de los análisis en su hogar son positvos.

También puede consultar e imprimir una hoja de datos sobre el análisis del agua potable de su hogar (En Inglés)

Inicio de la página

Tomar medidas para reducir el plomo en el agua potable de su casa

Enguaje las tuberías antes de beber: cuanto más tiempo esté el agua estancada en las tuberías, más plomo puede contener. Si el agua de un grifo en particular no ha sido utilizada por seis horas o más, "enguaje" las tuberías del agua fría dejando correr el agua hasta que salga lo más fría posible. Esto puede llevar muy poco tiempo, entre cinco y treinta segundos si se ha utilizado una gran cantidad de agua recientemente, como para ducharse o tirar la cadena. De lo contrario, podría llevar dos minutos o más. Su proveedor de agua le informará si se necesita enjuagar por más tiempo para responder a las condiciones locales.

Utilice solo agua fría para comer y beber: utilice solo agua del grifo de agua fría para beber, cocinar y, sobre todo, para preparar la leche del bebé. El agua caliente tiene más probabilidades de contener niveles más altos de plomo. Deje correr el agua fría hasta que salga lo más fría posible.

Tenga en cuenta que hervir el agua NO le quitará el plomo

Utilice filtros o dispositivos para el tratamiento del agua:

Muchos filtros o dispositivos para el tratamiento del agua están certificados por organizaciones independientes para la disminución eficaz del plomo. Los dispositivos que no están diseñados para eliminar el plomo no funcionarán. Verifique las declaraciones de los fabricantes, mediante consultas con las organizaciones independientes de certificación que proporcionan listas de los dispositivos para tratamiento que han certificado:

Underwriters Laboratories también provee servicios de certificación de productos y sustancias químicas para el agua potable Salida y denegación

Información relacionada en inglés:

Inicio de la página

Someter a su hijo/a a un análisis para determinar los niveles de plomo en sangre

Un médico clínico o pediatra puede realizarle un análisis de sangre para detectar plomo y proporcionarles información sobre los efectos que el plomo produce en la salud. Los departamentos de salud del estado, ciudad o condado también pueden proporcionarle información sobre cómo puede hacer analizar la sangre de su hijo/a para detectar plomo. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que se inicien acciones de salud pública cuando el nivel de plomo en la sangre del niño sea de 5 microgramos por decilitro (µg/dl) o más.

Inicio de la página

Descubrir si el agua potable de la escuela o guardería de su hijo/a contiene plomo

Los niños pasan gran parte de sus días en la escuela o en una guardería. Los grifos por donde corre el agua que se utiliza para el consumo (para beber, cocinar el almuerzo, preparar jugo y la leche del bebé) deben ser analizados.

Requerimientos para el agua potable sobre el plomo

Reglamentaciones de la EPA para el agua potable sobre el plomo

En 1974 el Congreso aprobó la Ley de Agua Potable Segura. Esta ley requiere que la EPA determine el nivel de contaminantes en el agua potable que no causa efectos adversos en la salud con un margen adecuado de seguridad. Estos objetivos de salud no aplicables, con base únicamente en posibles riesgos para la salud, se denominan objetivos de nivel máximo de contaminante (MCLG). El MCLG para el plomo es cero. La EPA estableció este nivel basado en la mejor información científica disponible que muestra que no existe un nivel de exposición al plomo que no sea peligroso.

Para la mayoría de los contaminantes, la EPA establece una reglamentación aplicable denominada nivel máximo de contaminante (MCL) basados en el MCLG. Los MCL se fijan lo más similar posible a los MCLG, teniendo en cuenta costos, beneficios y la capacidad de los sistemas públicos del agua de detectar y eliminar contaminantes usando tecnologías de tratamiento apropiadas.

Sin embargo, dado que la contaminación de plomo en el agua potable suele ser consecuencia de la corrosión de materiales de plomería que pertenecen a clientes de sistemas de agua, la EPA estableció una técnica de tratamiento en vez de un MCL para el plomo. Una técnica de tratamiento es un procedimiento aplicable o un nivel de rendimiento tecnológico que los sistemas de agua deben seguir para garantizar el control del contaminante.

La reglamentación de la técnica de tratamiento para el plomo (conocida como la Norma sobre el Plomo y el Cobre [Lead and Copper Rule]) requiere que los sistemas de agua controlen la corrosividad del agua. La reglamentación también requiere que los sistemas recojan muestras de grifos de aquellos sitios suministrados por el sistema que tengan más probabilidades de contener materiales de plomería con plomo. Si más del 10 % de las muestras de agua de grifo exceden el nivel de acción del plomo de 15 partes por mil millones, entonces los sistemas de agua deben tomar medidas adicionales, entre ellas:

  • Tomar más medidas para optimizar su tratamiento de control de corrosión (para sistemas de agua que proveen suministro a 50 000 personas que no han optimizado completamente su control de corrosión).
  • Educar al público acerca del plomo en el agua potable y sobre qué pueden hacer los consumidores para reducir su exposición al plomo.
  • Sustituir las partes de las líneas de servicio de plomo (líneas que conectan las redes de distribución con los clientes) conforme al control del sistema de agua.

La EPA decretó la Norma sobre el Plomo y el Cobre en 1991, y modificó la reglamentación en 2000 y 2007. Los estados pueden establecer reglamentaciones sobre el agua potable más estrictas que la EPA.

Además:

Inicio de la página

Cómo la EPA requiere que los estados y los sistemas públicos del agua protejan el agua potable

La Ley de Agua Potable Segura (SDWA) requiere que la EPA establezca y haga cumplir las normas que los sistemas públicos del agua deben seguir.  La EPA delega la resposabilidad de cumplimiento más importante (también llamada primacía) de los sistemas públicos del agua a los estados y a las familias, si cumplen con ciertos requisitos.  Obtenga más información en inglés sobre:

Inicio de la página